Libro ‘Consumir menos, vivir mejor’ de Toni Lodeiro

Libro 'Consumir menos, vivir mejor' de Toni Lodeiro

Libro ‘Consumir menos, vivir mejor’ de Toni Lodeiro

Categoría 'Ahorro puro y duro' en ahorroactivo.wordpress.com‘Consumir menos, vivir mejor’ tiene 500 páginas y cubre temas como el papel de las multinacionales, autogestión de la salud, simplicidad de vida, trabajo, energía, agua, basuras, alimentación, soberanía alimentaria, limpieza e higiene, partos, doulas, crianza, ocio, dinero ético, turismo, bioconstrucción, cooperativas, sofware libre y más.

A pesar de ser un libro escrito en el año 2008, su información y datos no se han quedado obsoletos y siguen siendo válidos y prácticos, aunque se puede ampliar más porque son todos temas muy actuales.

¿Qué saco yo en limpio?

  • Al analizar nuestros hábitos de vida, nos damos cuenta de cómo ‘el sistema’ (leyes, culturas, intereses económicos…) dirige nuestra vida y nuestros actos concretos.
  • Ver que muchas cosas ‘normales’ son ‘mandatos sociales’ y no deberes universales, nos ayuda a soltar lastre, librándonos de falsas necesidades.
  • Si nuestro entorno mejora (o se degrada más lentamente, según los casos), será más agradable vivir en él.
  • Ahorrar dinero.
  • Tener más tiempo para las cosas que nos gustan.
  • Conocer gente y hacer nuevas amistades.
  • Aprender cosas nuevas, nuevas aficiones o vocaciones.
  • Ganar salud.

Descargar el libro: www.nodo50.org

Anuncios

Ahorra repostando con aceite de girasol en tu coche diesel

Categoría 'Autosuficiencia' en ahorroactivo.wordpress.comTodos hemos oído hablar que el aceite vegetal sirve como combustible… pero poca gente se fía de esto. Atreverse a repostar con aceite vegetal en un coche que te ha costado un buen esfuerzo conseguir es una decisión dura. Con la falta de información, es lógico tener miedo a que se produzca una avería.

El autor de este vídeo sabe que esto funciona, y quiere compartirlo con el público, y no ha dudado en usar su propio coche para demostrar que el aceite vegetal es un combustible apto. Y no sólo no se va a romper, sino que limpia y lubrica el motor mejor aún que el mismo gasoil.

Esta variante de biocombustible que es usar aceite vegetal sin procesar se conoce como ‘aceite directo’ o SVO en inglés (straight vegetal oil).

El aceite usado en esta ocasión es de girasol, que no ha sido sometido a ningún proceso: se vierte directamente en el depósito. El coche tampoco necesita ninguna modificación. Sin embargo, esto tiene dos limitaciones:

Sólo puede usarse en lugares que tengan temperaturas diurnas iguales o mayores a 25ºC, por lo tanto estamos hablando de zonas cálidas del planeta y además en la estación calurosa. Si lo usamos con temperaturas mas bajas, el aceite se vuelve viscoso y, aunque vaya diluido al 50% con gasoil, el motor puede sufrir mal funcionamiento por falta de fluidez en el combustible.

La segunda limitación es que, incluso con esas temperaturas de más de 25ºC, no debe superarse un porcentaje de aceite del 50%. El resto debe ser gasoil, biodiesel, o una mezcla de ambos.

Al usar aceite, además de ahorrar un poco de dinero y generar menos contaminación, estamos cuidando el motor de nuestro coche.

También pagarás menos impuestos… pero a cambio ayudas a que se mantenga gente que vive de un trabajo honesto: Agricultores, fitosanitarios y abonos, transportistas, almazaras, comerciantes, artes gráficas…

Esto no tiene nada de extraordinario: El motor diesel se diseñó en un primer momento para hacerlo funcionar con aceite vegetal. Hace unos pocos años una directiva europea ordenó suprimir ciertos lubricantes en los combustibles, lo que obligó a los fabricantes de coches a modificar los motores haciéndolos todavía mas aptos para el biodiesel y el aceite ‘directo’.

10 retos de ahorro para 2014

10 retos de ahorro para 2014

10 retos de ahorro para 2014

Ahorrar en principio no parece tarea fácil, pero se puede cambiar de opinión si se empiezan a ordenar gastos todos los meses para detectar dónde hacer los recortes, y sin pasar por alto las necesidades reales de cada economía doméstica. Desde este punto de vista, la planificación de un presupuesto funcional y realista puede ser la punta de lanza que sirva para contener gastos, al menos los más innecesarios, y desarrollar acciones que generen un mayor ahorro cada mes.

Decálogo de intenciones

Un año más, se impone ahorrar. Y no basta con rebajar el precio de las facturas domésticas, que por supuesto es deseable, sino que hay que aplicar un profundo cambio en la elaboración del presupuesto familiar. En él habrán de tenerse en cuenta las entradas y salidas de capital, y ajustarlo a la actual situación económica de los interesados, que puede haber cambiado como consecuencia de ajustes salariales, tener un miembro de la familia en paro o la pérdida de ayudas oficiales. ¿De qué sirve entonces ahorrar unos cuantos euros en la rescisión de nuestro seguro para el hogar, si luego los gastos se disparan, por ejemplo, en una mayor asistencia a los centros de ocio y diversión?. No se habrá conseguido apenas nada, y para evitar estos desajustes, habrá que concienciarse de la necesidad de poner en práctica políticas de ahorro basadas en un equilibrio presupuestario.

De cara al 2014, será preciso que, al terminar cada mes, se observe cómo se ha gastado el dinero y determinar para el próximo qué errores no deben cometerse: gastos excesivos en tarjetas, demasiadas salidas a restaurantes o centros de ocio, regalos a familiares o amigos, etc… Siempre habrá una solución para cada caso.

Aunque parezca una tarea ímproba, ahorrar dinero durante el año puede ser más fácil de lo que parece, sobre todo si se aplican una serie de sencillos consejos:

  1. El año es muy largo y no conviene hacer derroches ni gastos innecesarios desde el primer mes. Es preferible equilibrar las cuentas desde el principio, y dejar los pequeños caprichos para la última parte del ejercicio para no descalabrar el presupuesto del año.
  2. Deben mejorarse las tarifas para los servicios básicos del hogar (luz, gas, telefonía…). Hay toda una serie de ofertas y promociones que los abaratan de manera considerable, y que se confeccionan durante el año.
  3. Hay que llevar un registro exacto de los gastos durante el mes y examinarlos al detalle. Así se verá cómo se pueden formalizar los recortes y en dónde.
  4. Es preciso utilizar los ahorros para sacar la mayor rentabilidad posible. Si se puede, hay que tratar de obtener un buen tipo de interés a través de productos seguros, sin riesgos y, que en último caso, permitan disponer de los intereses antes de su vencimiento.
  5. Es necesario evitar toda clase de endeudamiento, bien prescindiendo de contratar créditos, o a través de un uso más racional de las tarjetas.
  6. Se pueden aprovechar los pequeños ahorros del año para ir amortizando poco a poco las vías de financiación que tengamos contratadas (hipotecas y créditos personales o para el consumo) para elevar nuestra liquidez.
  7. Gastar menos de lo que se gana es una excelente filosofía para gestionar el patrimonio familiar y llegar a final de año con unas cuentas más equilibradas y con mejores perspectivas para generar dinero.
  8. Se deben emplear estrategias de compra que bajen los precios de los productos y artículos: acudir a rebajas, promociones comerciales, reservas anticipadas en los viajes y descuentos en las tarjetas, entre otras actuaciones.
  9. Hay que exigir calidad en los productos demandados, porque, aunque puedan parecer más caros al adquirirlos, su mayor y más óptima utilización hará que el ahorro sea mayor durante los siguientes 12 meses.
  10. Conviene realizar una planificación seria y equilibrada de las cuentas, tratando de no desviarse de ellas. En caso de producirse, debe ser como consecuencia de un gasto muy necesario o justificado.

Conseguir ingresos adicionales

Para que los ingresos regulares sean mayores todos los meses y que el poder adquisitivo crezca, se pueden contratar productos de ahorro y de inversión que repartan intereses a sus suscriptores de forma mensual o trimestral.

Depósitos, cuentas de alta remuneración, dividendos en acciones y fondos de inversión son los instrumentos que se pueden formalizar sin ningún obstáculo, desde mínimas aportaciones. No obstante, según el capital aportado se podrá conseguir un mayor o menor grado de solvencia económica.

Fuente: consumer.es

¿No hay mañana?

Categoría 'Autosuficiencia' en ahorroactivo.wordpress.comDocumental de animación que trata sobre el agotamiento de los recursos, la energía, y el crecimiento. El problema del crecimiento infinito en un planeta finito: una paradoja. El vídeo nos introduce en el análisis del problema energético y ecológico que tiene nuestra civilización. No se puede crecer permanentemente como requiere el capitalismo, en un sistema con límites geográficos fijos en el que la única aportación de energía externa proviene del sol.

Compartir coche para ahorrar en los viajes por carretera

Compartir coche para ahorrar en los viajes por carretera

Compartir coche para ahorrar en los viajes por carretera

Es ‘vox populi’ que tener un coche es una ruina. El listado de gastos anual es interminable. Sin embargo, la libertad y la comodidad que ofrece el auto hace que sea uno de los medios de transporte más utilizado para viajar. De esta manera, el éxito de las páginas webs que ofertan compartir coche y trayecto para ahorrar costes han aumentado con la crisis. Repartir gastos de la gasolina o ahorro en el billete, menos contaminación, trayectos más amenos y conocer gente son las principales ventajas de esta nueva modalidad para viajar.

Estas son las mejores páginas para compartir trayecto por carretera:

1. Blablacar. Es una de las webs para compartir coche con mayor éxito. Sus principales ventajas son: facilidad a los pasajeros para encontrar conductores online ya que ofrece todos los viajes disponibles según tus prioridades en orden cronológico; permite conocer la organización del viaje previamente, como el modelo y color del coche en el que viajarás; y hace que los encuentros reales entre las personas sean sencillos y fiables porque conductor y pasajero saben exactamente las condiciones acordadas y la información necesaria. Además, la confidencialidad de ambas partes están protegidas, gracias al sistema de mensajería interna. La página cuenta con una calculadora de precios que recomienda una cantidad por pasajero, el cual puede ser ajustado por el conductor, pero que hace que los precios estén limitados para que los conductores sólo compensen sus gastos variables, sin obtener un beneficio, de acuerdo con la regulación.

2. Amovens. Es una plataforma gratuita que facilita el uso del coche compartido entre personas que efectúan recorridos similares. Funciona como una web de reservas de viaje, como si fueran billetes para reservar asiento de avión o de tren. La página también permite un contacto confidencial entre sus usuarios para la reserva de plazas de coche. Así, no es necesario aportar datos personales al anunciar o demandar plazas. Es perfecto para desplazamientos diarios, por ejemplo para ir y volver del trabajo, o para viajes más largos y puntuales. En la ficha de cada viaje, se puede consultar información sobre el trayecto, incluyendo detalles como si está permitido fumar o comer durante el viaje, etc… Además, si no encuentra una oferta adecuada a tus necesidades, puedes publicar un anuncio de viaje como pasajero, para que, quienes estén interesados se pongan en contacto contigo.

3. Carpooling. Ofrece compartir coche en mas de 40 países en siete idiomas distintos. Utiliza el sistema de reservas y de puntuación para fomentar la confianza a los usuarios. De esta manera, los conductores, tiene la opción de recolectar puntos positivos de sus viajes que quedarán reflejados en su perfil. Por otro lado, una vez ambas partes han confirmado la reserva del viaje, se crea un billete de pasaje que puede ser consultado en todo momento para conocer los datos, tanto de los pasajeros como del conductor. Así aumenta la responsabilidad y compromiso por parte de los viajantes. En este sentido, cuenta con el Certificado de Calidad de Confianza Online y coopera con la Oficina de Seguridad del Internauta. Además, con la opción de pago online, ambas partes tienen más seguridad ya que el pago y la reserva del viaje queda confirmado.

4. Carpling.com. En está página, los trayectos que publiques sólo podrán ser vistos por otras personas registradas y que hayan publicado un trayecto similar, es decir, solo llegan a quienes realmente les interese. La propia web calcula los tiempos que se tardan entre los lugares especificados. Además, está página no genera ninguna dirección url en Internet con información sobre tus trayectos u otros datos personales. Por tanto, los motores de búsqueda como Google no pueden acceder a ellos, con lo que nunca aparecerás en sus resultados. Para que alguien pueda ver tu información personal, incluso simplemente tu nombre, es necesario que acceda a Carpling con su cuenta registrada, y que además introduzca un trayecto similar al tuyo. Por otro lado, cuando encuentras a alguien para un determinado trayecto y le envías un correo electrónico, se agrega a tu lista de contactos, desde donde puedes evaluar y opinar sobre la experiencia de compartir coche con dicha persona.

5. Shareling. Pagina web de encuentro entre conductores y pasajeros creada con el fin de reducir gastos, ser más ecológicos, y unir la oferta y la demanda de viajeros por el mundo. Tan sencillo como ir al inicio de la web, buscar el trayecto que quieres hacer y ponerte en contacto con la gente que también esté interesada. Una de las diferencias y ventajas frente a otras páginas es que también permite consultar ofertas de hoteles.

6. Busvao. Abarca toda España, pero concentra su éxito en Madrid y en los trayectos diarios que se hacen de casa al trabajo o al centro de estudios, más que en los viajes largos. Los usuarios registrados tienen la opcion de navegar por un mapa para encontrar a los usuarios mas cercanos y ver donde van. Además, existe un sistema de alertas y un foro para buscar otros usuarios que quieren compartir coche en sus desplazamientos diarios y, a diferencia de otras páginas, permite recibir alertas en el correo con los detalles de usuarios que se han registrado en tu área.

7. Viajamosjuntos.com. Es una página web muy sencilla que pone en contacto a diversas personas para compartir trayectos en coche. Da servicio especialmente en España y Argentina. El objetivo de la web no es sólo que los conductores reduzcan los gastos del trayecto sino que, además, es una manera más humana, más sostenible y más eficiente de viajar. En este sentido, su lema es que durante el trayecto se tiene la posibilidad de conocer a gente diferente, intercambiar experiencias y a veces incluso de establecer amistad.

8. Compartocoche.com. En esta web, cualquiera de los dos tipos de usuario, conductor y pasajero, puede crear una ruta. Además, se puede definir si te importaría hacer alguna parada en algún punto del trayecto o cualquier detalle sobre el trayecto, etc… Pero, al igual que en otras páginas, también se puede consultar los conductores y trayectos que ya están inscritos para ver si te vienen bien, según los criterios establecidos.

9. Comparteviaje.es. Es un portal donde puedes anunciar todos los viajes que quieras compartir, ya sean en coche, en avión, en tren o en cualquier medio de transporte. Sólo es necesario registrarse. Además, ofrece la opción de compartir tus experiencias, opiniones, etc… sobre los viajes que hagas gracias a la web.

10. Compartir.org. Es una página de iniciativa pública, en la que una vez seleccionado el origen y el destino, la web redirige a la institución que gestiona los contactos de los usuarios. El problema es que muchas ocasiones no se pone la fecha exacta, por lo que es difícil saber si el viaje se sigue realizando o si está obsoleto.

Fuente: Compartir coche: cómo ahorrar en tus viajes por carretera

Cómo ahorrar en el trabajo

Cómo ahorrar en el trabajo

Cómo ahorrar en el trabajo

Categoría 'Ahorro puro y duro' en ahorroactivo.wordpress.comEl bono del metro, el billete de bus o el combustible del coche, los menús diarios y las bebidas, además de las compras pequeñas y diarias en comercios cercanos a la oficina, son las fuentes de gastos más habituales en el trabajo y que pueden descuadrar el presupuesto de la persona con empleo. Pero reducir esta ‘sangría’ es fácil si se aplican unas sencillas estrategias de ahorro, como las que se indican a continuación:

Minimizar los costes de transporte

Si el lugar del puesto de trabajo está cerca del domicilio, se puede aprovechar esta circunstancia para desplazarse todos los días a pie. Caminar es sano y permite, además, quemar calorías y despejarse antes de empezar la jornada laboral.

En los casos en que la empresa esté más alejada del hogar, se puede contactar con alguno o varios vecinos que trabajen en la misma zona e ir juntos, pagar los gastos entre todos o cada semana llevar uno su vehículo, o bien se puede recurrir al intercambio de coches.

Otra alternativa es utilizar los abonos de los transportes públicos, que pueden reducir el precio de cada trayecto en más del 20%, en algunos casos.

Suprimir los pequeños gastos

Es común tener un periodo de descanso por las mañanas, en torno a media hora, que se suele dedicar a tomar un café o refresco en algún establecimiento cercano al trabajo, o en la cafetería de la empresa. Se puede abandonar este hábito, y tomar el café en alguna máquina expendedora de estas bebidas, lo que reduce el gasto en cerca de un 50%.

O incluso se pueden suprimir estas visitas, y dedicar este tiempo a gestiones administrativas y bancarias o a la lectura de un buen libro, algo que ayudará a mantener la mente despejada y desconectar unos minutos de las labores profesionales.

Desayunar en casa

Se pueden aprovechar los días laborables para levantarse unos minutos antes y desayunar en casa, con toda o parte de la familia. Será un momento para estar reunidos todos alrededor de la mesa y, además, eliminar los gastos que genera desayunar todos los días fuera.

Llevarse la comida al trabajo

Si se tiene la jornada partida, y no hay tiempo suficiente para ir a comer a casa, el almuerzo es un gasto diario que sumar. Para que esta hora no suponga un desembolso excesivo, se puede llevar un táper y comer en la oficina. De no ser así, en última instancia siempre se puede recurrir a un menú económico, que ronda los 10 euros.

Preparar un pequeño botiquín

Se puede tener en el puesto de trabajo los principales medicamentos (aspirinas, antitérmicos, tiritas, etc…) para paliar cualquier eventualidad o pequeño problema de salud, como un resfriado, tos, diarrea… y evitar así tener que ir a la farmacia a por medicamentos. Además, es probable que la empresa disponga de servicios médicos y del oportuno botiquín en sus instalaciones. De no ser el caso, no estaría de más guardar las medicinas en algún cajón, y a la temperatura indicada.

Fuente: Eroski Consumer