Tutorial para reparar hornos microondas

Categoría 'Autosuficiencia' en ahorroactivo.wordpress.comDebido a su bajo precio, no es raro ver hornos microondas depositados al lado del contenedor de basura. En bastantes ocasiones la avería es fácil de solucionar, y con poco dinero. Tan poco dinero como para hacerla viable, eso sí, a condición que dicha reparación sea emprendida por nosotros mismos.

Esta idea va dirigida sobretodo a los que tienen conocimientos y experiencia en la reparación de otros electrodomésticos, por ejemplo televisión o sonido, y que nunca han pensado en vérselas con un microondas.

Sólo hay un punto ‘especial’ en la reparación de hornos microondas: La alta tensión presente en su interior es distinta de ‘otras’ altas tensiones, como la de un televisión, la que hay en las bujías de un motor de explosión, o la que hay en un dispositivo piezoeléctrico de encendido. Estas son altas tensiones que van limitadas en intensidad y no resultan especialmente peligrosas.

En el caso de un horno microondas la cosa es radicalmente distinta: No hay limitación de intensidad, y una descarga accidental de alta tensión en un horno microondas casi siempre tiene un resultado fatal.

Con el protocolo de seguridad que se acompaña en el vídeo evitamos ese riesgo, y consta de tres medidas:

  1. Nunca hacer funcionar el horno con la tapa quitada.
  2. No realizar mediciones de tensión o intensidad. Sólo hacer medidas de resistencia con el horno apagado y desconectado.
  3. Descargar el condensador, con el horno desconectado de la red, cada vez que tengamos que hacer cualquier intervención en el interior. Si volvemos a enchufarlo, cuando lo desenchufemos, repetiremos el proceso de descargar el condensador.

Estos condensadores llevan en su interior una resistencia de drenaje, como medida de seguridad, para autodescargar el condensador cada vez que el horno termina un ciclo de funcionamiento. Esta resistencia tiene un valor suficientemente alto como para no interferir en el funcionamiento del horno, pero un valor suficientemente bajo como para facilitar la autodescarga del condensador en unos pocos segundos tras cesar el funcionamiento. Es una medida de seguridad bastante buena por parte del fabricante.

De no ser así, el condensador mantendría su carga (algo más de dos mil voltios) aunque desconectemos el horno de la red electrica, y la mantendría durante incluso semanas.

Pero no debemos confiar ciegamente en esa resistencia de drenaje. ¿Que ocurriría si esa resistencia o alguna conexión suya se rompe?. Pues que el condensador retendría la carga durante semanas, y al tocarlo recibiríamos una descarga sumamente peligrosa.

Esta es la razón de la tercera norma del protocolo de seguridad, aunque prácticamente en el 100% de los casos veremos que no salta chispa gracias a este ingenioso mecanismo de seguridad que es la resistencia interna de drenaje.

Respecto a la reparación, vemos que unos pocos elementos acaparan alrededor del 80% de los casos de avería. Estos elementos o componentes son:

  • Fusible principal
  • Placa de mica o ‘sidelite’
  • Magnetrón
  • Condensador
  • Diodo de alta tensión
  • Fusible de alta tensión
  • Lampara de iluminación del recinto

Un horno microondas es pura electrónica y se diferencia de un horno convencional basado en simples resistencias eléctricas. Aquéllos que disfruten de la electrónica con televisión, sonido, ordenadores, etc.., también lo harán con estos hornos.

Reparando nuestro horno microondas ahorramos algo de dinero al tiempo que evitamos que semejante armatoste acabe en la basura. La mayoría de las veces, por menos de 17 euros.

Fuente: Blog 100ciaencasa

Anuncios