Cómo analizar las cuentas de resultados de una empresa

Cómo analizar las cuentas de resultados de una empresa

Cómo analizar las cuentas de resultados de una empresa

Categoría 'Análisis Fundamental' en ahorroactivo.wordpress.comEn gurusblog.com nos ofrecen un tutorial en donde explican en que se fijan cuando quieren tener una primera impresión de los resultados de una empresa.

Este primer análisis rápido es el que utilizan para situarse ante el balance y la cuenta de pérdidas y ganancias de una compañía, ver que llama la atención y decidir si se procede a un análisis en más profundidad o considerar que es mejor que no perder más tiempo analizando en la compañía al no ser esta de nuestro interés.

Fuente: gurusblog.com

Anuncios

Smart Beta: entre gestión activa e indexada

Smart Beta: entre gestión activa e indexada

Smart Beta: entre gestión activa e indexada

Categoría 'Fondos de Inversión' en ahorroactivo.wordpress.comEl eterno debate sobre gestión pasiva o activa ha dado paso a extremos como los ETFs (o fondos cotizados) o los fondos de retorno absoluto, en los que el objetivo propuesto es obtener retornos en cualquier entorno de mercado, gracias a su habilidad gestora.

La gran ventaja de los ETFs es su bajo coste ya que, respecto a los fondos de gestión activa, su cartera replica un índice. Cuando las rentabilidades no son muy elevadas, las comisiones ganan una gran importancia, por lo que se argumenta que los inversores posiblemente sólo puedan soportar las comisiones de gestión cuando se trata de los mejores gestores o la mejor asignación de activos. Pero no sólo hay que considerar los costes de gestión, sino también los de operativa, derivados de rotación de la cartera. Con unas rentabilidades difíciles de mantener por largos periodos de tiempo, se argumenta que los fondos de gestión activa que consiguen resultados superiores al mercado podrían considerarse progresivamente como productos de diseño, para aquellos inversores con grandes patrimonios, del mismo modo que un deportivo difícilmente puede ser un automóvil utilizado como herramienta de trabajo.

Consecuentemente, los productos cotizados han tenido una evolución espectacular desde su creación. Pero la virtud puede estar en el punto medio entre dos extremos. Una nueva opción ha surgido que, conocida como Smart Beta, describe un fondo indexado que se desvía de los índices de capitalización estándar de renta variable, como el S&P 500 y otros índices similares. Normalmente disponibles como productos cotizados.

Para la construcción de los índices smart beta se siguen diversas estrategias basadas en factores como carry, value, momentum, growth, volatilidad o small caps, entre otras, dependiendo de cada proveedor.

Una estrategia de factor puro riesgo, con exposición a un riesgo específico no tradicional, genera un retorno a cambio de ese riesgo. Los factores de puro riesgo se construyen en muchos casos como estrategias de market neutral, como por ejemplo una cartera que esté larga en renta variable con bajas valoraciones y corta en renta variable con valoraciones elevadas, de tal forma que la exposición sea market neutral, también denominada Factor Value de Renta Variable. O también una cartera con posiciones largas en divisas de elevada rentabilidad y corta en divisas de baja volatilidad, a la que se denomina Factor FX Carry.

Puesto que los productos cotizados no son siempre la inversión ideal para todos los inversores (la fiscalidad es como de la una acción bursátil) podemos utilizar la idea de smart beta para construir una cartera en la que incluyamos fondos con factores ganadores.

Podemos formar una cartera de fondos ‘ganadores’ de acuerdo con los estudios académicos que demuestran cómo, en el largo plazo, la inversión value supera a la de estilo growth, la de baja volatilidad a la de elevada volatilidad y la de small caps a la de empresas de gran capitalización.

Tenemos así una cartera en la que incluimos factores potencialmente con mejor comportamiento en el largo plazo, con volatilidades reducidas, que puede formar parte del núcleo de una cartera agresiva o complementar una de perfil equilibrado. Seleccionando fondos con comisiones reducidas, la inversión a través de fondos es fiscalmente más ventajosa, ya que puede traspasarse el patrimonio entre diversos productos sin que se apliquen retenciones hasta el momento de su rescate, en base a las plusvalías realizadas.

A pesar de cuánto se está ensalzando, smart beta tampoco es la panacea de la inversión. En esencia, puede considerarse simplemente una indexación reforzada o una forma de gestión activa con menor rotación de la cartera. Por ello, como cualquier otro modelo de gestión cuantitativa, su punto débil es la durabilidad y predictibilidad de los factores en que se base, así como de la transparencia en su aplicación, importante a la hora de tomar la decisión de inversión. Es importante también entender claramente por qué se mantiene cada posición y la ponderación de cada una de ellas. Sin contar el efecto desestabilizador que una inversión masiva en un factor como el de baja volatilidad podría provocar en los mercados.

Fuente: Cotizalia

¿Qué pasa con mis acciones y mis fondos de inversión si quiebra mi broker?

¿Qué pasa con mis acciones y mis fondos de inversión si quiebra mi broker?

¿Qué pasa con mis acciones y mis fondos de inversión si quiebra mi broker?

Categoría 'Fondos de Inversión' en ahorroactivo.wordpress.comSi estas operando en Bolsa, seguramente te habrás hecho alguna vez esta pregunta, sobre todo con lo que pasaría con nuestro dinero: ¿Puedo perder todo mi dinero?, ¿Perderé alguna parte proporcional de mi dinero?, ¿Qué puede pasar?.

En el caso que el broker con el que operamos quebrara, nuestras acciones o fondos de inversión estarían a salvo, ya que tanto las acciones como los fondos no están a nombre del broker, sino al nuestro. El único cambio que podríamos notar es que nuestros fondos o acciones pasarían a otro broker diferente.

Los gestores de los mercados de valores tienen unos registros parecidos a los del registro de la propiedad de los bienes inmuebles, ya que son valores nominativos en los que se quedan grabados los propietarios de las acciones y con el número de acciones que se tengan. Es más, cuando compramos o vendemos acciones, una parte proporcional de la comisión que pagamos va para esos gastos de inscripción en ese registro.

Si nuestro broker llegara a quebrar, cuando deba liquidar, lo que deberá hacer es vender todos los activos que tenga, uno de esos activos, es la cartera de clientes que tenga el broker, que será comprada por otro broker por un precio negociado.

¿Nos garantizan los brokers nuestro dinero en caso de quiebra?

Dependiendo con el tipo de broker con el que queramos operar, debemos asegurarnos de que están respaldados por algún fondo de garantías que cubrirían la inversión del accionista en el caso de que el broker quebrara, y encontramos los dos más importantes:

El Fondo de Garantía de Inversiones (FOGAIN) ofrece una indemnización a los inversores de sus entidades adheridas (sociedades de valores, agencias de valores y sociedades gestora) de hasta 100.000 euros en determinados supuestos de insolvencia de la entidad que presta el servicio de inversión, por el dinero y valores depositados o confiados a la entidad. (ClickTrade, Renta 4…)

El Fondo de Garantía de Depósitos (FGD) tiene por objeto garantizar a los depositantes de las entidades de crédito la recuperación de sus depósitos dinerarios y en valores hasta 100.000 euros por titular y entidad. (BBVA, Santander, Caixabank…)

¿Qué pasaría si quebrara la Gestora de Fondo?

En el hipotético caso que esto ocurriese, y la gestora del fondo presentase un concurso de acreedores declarándose insolvente, los activos del fondo quedarían fuera de la masa concursal y los partícipes podrían recibir íntegro el valor de la inversión en ese momento. Sólo se verían afectados por la quiebra si el fondo tuviera acciones o valores en dicha entidad.

¿Qué pasa si tengo una cuenta omnibus?

Por otro lado, existen otro tipo de cuentas, llamadas cuentas ómnibus. En este tipo de cuentas, las cuentas de los clientes del broker están juntas en una única cuenta. El poseedor de esta cuenta de valores que aparece en el registro es el broker, no nosotros (o sus clientes).

Un ejemplo, imaginar 3 personas que son clientes de un broker con cuenta ómnibus, y la primera posee 1.000 acciones de X, la segunda 2.000 acciones de X y la tercera 5.000 acciones de X. En el registro oficial sólo existe una cuenta, que es la del broker, por lo tanto en ese registro aparecerán las 8.000 acciones de X a nombre del broker (aunque en realidad son la de los 3 clientes) y no los nombres de los tres clientes que poseen las acciones realmente.

Si el broker con cuenta omnibus quiebra, la entidad debe establecer un procedimiento interno que permita individualizar contablemente la posición de cada cliente.

¿Son seguras en caso de quiebra este tipo de cuentas?

La única ventaja que encontramos es que es más barato, aglomerar a muchos inversores en una cuenta única tiene como consecuencia que las comisiones sean mucho más bajas.

Aunque inconvenientes que pueden surgir son mayores, en un principio el hecho de que la gente no tenga sus acciones en el registro oficial es un problema, normalmente el broker mediante un sistema interno de la empresa sabe el número de acciones que posee cada uno de sus clientes. Aunque está claro es que un registro interno no tiene nada que ver con un registro oficial.

En España, cuando una entidad utiliza una cuenta omnibus para la operativa de sus clientes, la cuenta está abierta a nombre de la entidad, pero el patrimonio de dicha cuenta es de los clientes y en ningún caso, la entidad podrá disponer del patrimonio de esa cuenta sin orden expresa del cliente.

Fuente: Bolsa desde cero

Conferencia ‘Los errores más comunes que nos convierten en peores inversores’, por Javier Ruiz

Conferencia 'Los errores más comunes que nos convierten en peores inversores', por Javier Ruiz

Conferencia ‘Los errores más comunes que nos convierten en peores inversores’, por Javier Ruiz

Categoría 'Análisis Fundamental' en ahorroactivo.wordpress.comNos damos cuenta que vamos aprendiendo a medida que vamos cometiendo errores. En esta conferencia lo que se intenta mostrar son los errores más importantes que se cometen: las trampas de valoración y las trampas psicológicas.

Es muy difícil identificar cuando algo esta barato o no. Los inversores utilizan una serie de ratios para intentar calificar una empresa como barata o cara. El problema es que se intenta utilizar atajos o filtros de inversión para intentar localizar empresas, aprovechando una serie de criterios, en base a estos ratios: PER (Precio de la acción/Beneficio por acción), Precio/Valor contable, ROE (Rentabilidad del negocio) y la rentabilidad por dividendo.

Existen PER’s bajos o altos que nos pueden llevar a una trampa, por ello es importante no analizar una empresa por un ratio aisladamente, sino que hay que observar su balance.

El ratio Precio/Valor contable cada vez es menos utilizado.

El ratio de rentabilidad por dividendo es el que esta más mal entendido por el inversor minorista, ya que el pequeño inversor espera que la empresa reparta los beneficios, cuando las mejores opciones, y que aportan valor a la empresa, son la inversión de esos dividendos en mejorar la actividad empresarial o en la recompra de acciones propias.

El mercado de valores es ideal para que nuestros sentimientos se antepongan sobre nuestros pensamientos racionales.

Algunos sesgos psicológicos del inversor son:

  • La aversión a perder. Cuando invertimos en unas acciones donde empezamos a perder, hay quienes evitan mirar al problema.
  • El compromiso con la inversión.
  • El efecto dotación. Es posible que incrementemos nuestra valoración subjetiva sobre aquellas acciones donde hemos invertido, por razones de sentimientos.

Estos efectos nos conducen a mantener posiciones perdedoras, y vender las ganadoras enseguida.

Consejos para el inversor:

  • Invertir en negocios que sean fácil de entender.
  • Invertir en empresas que tengan un perfil financiero serio.
  • Invertir en empresas que cuenten con unas barreras serias de entrada.
  • Invertir en empresas que tengan una buena gestión de capital.
  • Invertir en empresas que tengan un margen de seguridad en la cotización: que sean baratas.
  • El mejor momento para tomar las decisiones es cuando el mercado está cerrado.
  • Usar una lista para comprobar si las acciones de las empresas cumplen nuestras condiciones.
  • Llevar un diario de operaciones, que repasaremos dentro de un tiempo para confirmar si la operación sigue cumpliendo nuestras razones de actuación.

Cómo abrir una cuenta bancaria en Suiza

Cómo abrir una cuenta bancaria en Suiza

Cómo abrir una cuenta bancaria en Suiza

Categoría 'Asesoramiento bancario' en ahorroactivo.wordpress.comDesde hace unos años, debido a la incertidumbre vivida en España por la crisis económica, cada vez son más los inversores y ahorradores españoles que optan por abrir cuentas bancarias fuera de nuestras fronteras. Una de las opciones preferidas por los ahorradores es Suiza; al abrir una cuenta bancaria suiza conseguimos dar refugio a nuestro dinero, ya que las cuentas suizas se consideran unas de las cuentas bancarias más seguras.

Las cuentas bancarias de Suiza ofrecen a sus clientes seguridad y privacidad ya que la regulación en Suiza obliga a las entidades bancarias a mantener un registro de sus clientes pero les prohíbe compartir la información con nadie, excepto con el mismo cliente. El secreto bancario en Suiza se rige exclusivamente por el derecho civil, lo que permite a los clientes presentar reclamaciones por daños y perjuicios contra cualquier banco que no mantenga la confidencialidad y privacidad de sus clientes. Sin embargo, todo esto de la confidencialidad esta cambiando debido a sentencias judiciales y a nuevos acuerdos internacionales contra el blanqueo del dinero.

¿Qué hace que nuestro dinero esté tan seguro en un banco suizo?

La protección de los depositantes de ahorros en Suiza se rige por el Acuerdo de Protección de los depositantes de la Asociación Suiza de Banqueros (SBA). La protección de los depositantes es vital para mantener la confianza en el sistema bancario suizo, y por ello, la SBA ha establecido un acuerdo que garantiza, en caso de quiebra de un banco, que los depositantes recibirán rápidamente sus depósitos legalmente protegidos.

Además, como medida de seguridad adicional, la legislación suiza exige una alta solvencia a cualquier entidad financiera, de ahí que los bancos suizos se encuentren entre los más seguros del mundo.

¿Cuál es el procedimiento para abrir una cuenta bancaria en Suiza?

El procedimiento para abrir una cuenta bancaria en la mayoría de entidades bancarias suizas obliga al cliente a cumplir los siguientes pasos:

  1. Demostrar el origen legal del dinero.
  2. Copia autentificada del pasaporte.
  3. Declaración de impuesto, datos de la empresa… documentos que expliquen el origen de sus ingresos.
  4. Información personal básica del cliente: fecha nacimiento, residencia fiscal, información de contacto y nombre.

Además, hay que informar al Banco de España de la apertura de la cuenta en el extranjero a través del formulario DD1 (se puede descargar por Internet). Para la apertura de la cuenta también deberemos presentar el pasaporte o DNI, la última Declaración de la Renta y, si la apertura es por transferencia, el listado de movimientos del banco desde donde se va a realizar.

El primer requisito para que los no residentes en Suiza puedan abrir una cuenta bancaria es que tienen que tener al menos 18 años de edad.

El segundo requisito para abrir una cuenta bancaria en Suiza es el capital necesario. En función de la entidad financiera, el tipo de cuenta y las transacciones que vayan a realizar se exigirá un importe mínimo.

Consultores especializados en clientes de habla hispana como Foster Swiss facilitan todos los trámites necesarios para la apertura de cuentas bancarias personales a distancia y sin necesidad de desplazamientos del cliente desde 1.000 euros de ingreso y teniendo 2 meses para realizarlo, siendo la comunicación a la hora de abrir la cuenta directa entre banco y cliente.

¿Cuánto cuesta abrir una cuenta en Suiza?

Dependiendo del tipo de cuenta que deseemos abrir y de la empresa o despacho especializado al que acuda para realizar dicho trámite el coste de abrir una cuenta bancaria en Suiza será mayor o menor.

¿Qué tipos de cuentas bancarias hay?

Al abrir una cuenta bancaria, es aconsejable contar con un asesoramiento especializado en estos trámites de modo que nos aconsejen qué tipo de cuenta bancaria abrir en función de nuestras necesidades:

  • Cuenta bancaria estándar: personas que desean beneficiarse de los servicios de los bancos suizos, a través de una entrevista con personal del banco y tras verificar su identidad, le aceptará o rechazará como cliente.
  • Cuenta bancaria postal suiza: es la cuenta bancaria más simple que se puede abrir en Suiza, es gratuita si se administra vía Internet, pero debe presentarse en una oficina de correos con el documento de identidad y responder a varias preguntas acerca de la situación financiera.
  • Cuenta bancaria de fondo de inversión: protegen a los inversiones mediante la ampliación de las normas de transparencia y se han reducido los impuesto a pagar para atraer más inversores a un país que ya de por sí es atractivo para guardar el dinero.
  • Cuenta bancaria numerada: el procedimientos para la apertura de este tipo de cuentas es exactamente el mismo que para abrir una cuenta personal o estándar; lo único es que se realizan las transacciones bajo un número o código y no bajo su nombre. Es una medida de seguridad interna para restringir el conocimiento de la identidad del cliente a un pequeño grupo de empleados en el banco.
  • Cuenta bancaria para una empresa: la empresa que tenga su domicilio social en el extranjero y no en Suiza, debe respetar las disposiciones legales de su país de origen. Sin embargo, si el domicilio social se encuentra en un país en el que no realizan ninguna actividad comercial o de fabricación, se les aplican reglas especiales de empresas domiciliarias de Suiza.

¿Cómo ingresar o reembolsar dinero en la cuenta bancaria?

Se puede ingresar o reembolsar dinero en la cuenta bancaria a través de varios mecanismos:

  • Tarjeta de Crédito – Débito.
  • Disposiciones de Efectivo.
  • Cheques.
  • Transferencia Bancaria.
  • Presencialmente en Suiza.

¿Hay una cantidad mínima para abrir una cuenta en un banco de Suiza?

Si que se requiere una cantidad mínima para abrir una cuenta bancaria en Suiza, pero esta varía mucho según el tipo de cuenta bancaria que se abra y según el balance de crédito y depósito de activos del cliente, ya que normalmente los bancos suizos no ofrecen cuentas de ahorro y cuentas corrientes a clientes minoristas con un domicilio en el extranjero.

Se puede abrir una cuenta bancaria desde 1.000 € de depósito, pero para ello será necesario un asesor que nos ayude a encontrar el mejor banco que se adapte a nuestras necesidades.

¿Cómo se realizan transferencias de dinero al banco suizo?. ¿Hay importes máximos?

Para poder realizar transferencias de dinero a nuestra cuenta bancaria, deberemos acudir a nuestro banco habitual y realizar una transferencia internacional a Suiza. La transferencia se llevará a cabo a través de la zona única de pagos en euros (SEPA), que está formada por 33 países, entre ellos Suiza.

No hay límite de importe a la hora de realizar una transferencia a otra cuenta bancaria internacional.

¿En qué banco puedo abrir una cuenta bancaria?

A la hora de elegir en qué banco suizo abrimos una cuenta bancaria, deberemos tener en cuenta que tipo de operaciones vamos a realizar y qué tipo de cuenta necesitamos.

Podemos abrir una cuenta bancaria en Suiza ayudándonos de una consultora internacional Suiza como es Foster Swiss, que nos permite abrir una cuenta bancaria en entidades bancarias y financieras de primer orden. Foster Swiss es especialista en cualquier trámite necesario para poder abrir una cuenta bancaria en Suiza, así como en la elección del banco adecuado a nuestras necesidades debido a su experiencia en el sector bancario. Y la principal ventaja que ofrece, es que con Foster Swiss no es necesario el desplazamiento a Suiza si el cliente no lo desea (ni para realizar ingresos, ni retiradas) sino que lo puede realizar desde el país de origen.

O bien por otro lado, podemos acudir físicamente a grandes entidades bancarias suizas como son UBS o Credit Suisse que controlan el 30% del mercado nacional de depósitos y de créditos.

Fuente: Mejores Opiniones

‘En mi fondo descarto automáticamente el 45% del índice’

'En mi fondo descarto automáticamente el 45% del índice'

‘En mi fondo descarto automáticamente el 45% del índice’

Iván Bouillot, gestor de BLI-Banque de Luxembourg Investments, tiene muy claro que la inversión es una carrera de fondo. No basta con ganar etapas. Hay que mantener un ritmo constante que, a largo plazo, te logre situar en el grupo de cabeza. Esta filosofía es la que implementa en el BL Equities Europe, el fondo de renta variable europea que gestiona compuesto por una cartera muy concentrada, del orden de 40-44 valores. En su proceso de selección, Bouillot se rige por dos criterios que le permiten identificar las compañías que deben estar en su cartera: coste de oportunidad y una valoración que, según explica, tiene que estar por debajo de su valor de medio ciclo normalizado.

Bouillot no invierte en telecomunicaciones ni en ‘utilities’, al considerar que son empresas que no presentan ventajas comparativas. Tampoco en bancos ni aseguradoras, ya que considera que es difícil hacer una valoración transparente del negocio y, por lo tanto, resulta muy complicado definir el riesgo. Descarta asimismo las grandes empresas de automoción. ‘En mi fondo elimino automáticamente el 45% del índice. Sigo un proceso bottom-up sobre un universo de 200 valores, sobre el que compro aquellas empresas de alta calidad con un modelo de negocio comprensible, lo cual me ayuda a valorarla’.

Bouillot es consciente de que, en determinados momentos, esta metodología tiene sus inconvenientes. Esto se hace evidente en periodos de rally del mercado. En los últimos 18 meses, los sectores que descarta son, precisamente, los que más han subido. ‘Nuestra metodología amortigua las correcciones del mercado y, además, es capaz de capturar buena parte de las subidas. Nosotros vamos a seguir siendo disciplinados en nuestro proceso. Es lo que nos ha permitido estar a tres, cinco y diez años en el primer decil. A cinco años somos el fondo número 22 más rentable de una lista de 672 productos. La metodología seguida es lo que nos ha llevado hasta aquí’, asegura.

‘Desde julio de 2012, la cartera ha sufrido porque algunos sectores no los tengo. En 2012 la rentabilidad del fondo fue del 22% y este año he podido resistir hasta julio’. Bouillot asegura que Europa es hoy la región más barata. ‘Hemos visto los primeros signos de estabilización económica, lo cual está atrayendo el capital. Muchos flujos que se habían ido de la región han vuelto. Esto se han intensificado debido a las dudas que ha generado la desaceleración del crecimiento económico en China. Las consecuencias de este movimiento para su cartera son negativas. A mi este movimiento me perjudica’, explica el gestor.

‘Lo que más me penaliza son aquellos gestores europeos que se han refugiado en valores de alta calidad y que, por la política de inversión de su fondo, ahora pueden volver a los valores en los que invertían habitualmente. Esto no lo puedo jugar yo con mi fondo. No creo que este movimiento haya terminado. Sin embargo, es imprescindible mantener la filosofía. Los clientes lo saben. Nosotros testamos la validez de la metodología que empleamos en un ciclo de 4-5 años. El cliente sabe lo que espera de la cartera. Es una metodología de puro stock picking. Jugar con el market timing te puede llevar a cometer más errores que aciertos’, afirma.

Durante los seis primeros meses del año pasado, Bouillot ha empezado a detectar determinadas partes del mercado caras, sobre todo en los sectores de consumo e industriales. Al mismo tiempo, ha encontrado más oportunidades en algunos valores cíclicos, como por ejemplo Schneider o compañías más ‘value’, como Deutsche Böerse. También ha visto buenos niveles de entrada en algunas farmacéuticas, como Novartis o Sanofi-Aventis. ‘Veo empresas de mediana capitalización que presentan un elevado crecimiento y una alta visibilidad muy interesantes. Otras, sin embargo, se han vuelto caras. Amadeus, Inditex o Essilor son algunos ejemplos. Las buenas noticias ya están recogidas en los precios. Pueden seguir subiendo, pero hay más oportunidades en otros lugares’. Su única puesta española es Ebro Foods.

La estrategia que sigue el gestor pasa por comprar con un margen de seguridad. ‘Siguiendo nuestra propia metodología de valoración, entramos cuando se trata de empresas de alta calidad que cotizan a unos precios que reflejan unos fundamentales débiles. El margen de seguridad tiene que ser del 25-30% para las compañías cíclicas y del 10% para las defensivas. Algunos de los valores que tenemos en cartera los poseemos desde el principio. Solo vendo la posición cuando me he equivocado, cuando existe una alternativa más interesante o cuando la valoración es alta. Si durante dos o tres trimestres consecutivos la empresa publica resultados que no alcancen las expectativas, reduzco la posición’, revela.

Bouillot reconoce que existen algunas empresas en las que le resulta muy fácil comprender su negocio. En otras, en cambio, es más complicado. Visita aquellas que cuentan con un modelo de negocio más difícil de comprender, para entender cuál es la relación que la empresa mantiene con el cliente, cómo genera los ingresos, cómo refuerzan sus ventajas competitivas, las oportunidades de crecimiento o cómo se inmunizan ante las estrategias de la competencia. ‘Esto nos permite determinar si el valor sigue teniendo potencial y de dónde podrían venir los riesgos’.

Todos los valores tienen un precio objetivo. ‘No utilizamos stop loss, ni tampoco derivados. Su uso te hace perder la noción de cómo estás realmente posicionado’. Las diez primeras posiciones centran entre el 40% y el 45% de la cartera. El dividendo no es un aspecto discriminatorio, aunque sí un aspecto que le gusta tener en cuenta. ‘Una rentabilidad por dividendo muy elevada suele ser indicativo de que existe algún problema. Lo vimos recientemente con el sector de las telecomunicaciones. El tracking error de la cartera es de entre el 7 y el 9%, la beta de 0,8 aproximadamente y la rotación es baja, al estar en torno al 25%.

Fuente: Funds People