Estrategias de inversión a largo plazo

Joseph Piotroski

Joseph Piotroski

La inversión en bolsa es una materia totalmente subjetiva, lo que un inversor ve de una manera, otro inversor lo puede ver de la contraria y al revés. Por ello, cada inversor lleva a cabo su estrategia en función de lo que considera más importante a la hora de valorar una acción y en función de lo adverso o propenso que sea al riesgo. Por ello, en las inversiones a largo plazo existen multitud de teorías o técnicas para llevar a cabo la valoración de una empresa y así decidir si es momento de comprar acciones o no.

Warren Buffett y su estrategia de inversión

Warren Buffett está considerado como el mejor discípulo de Benjamin Graham y, posiblemente sea el mejor inversor de todos los tiempos. Warren Buffett normalmente realiza operaciones de inversión a largo plazo. Todas sus decisiones de inversión se basan en el “value investing”, además los pilares sobre los que fundamenta sus inversiones son los siguientes:

  • Comprar compañías con ventaja competitiva y sostenibilidad en el mercado. Para Warren la presencia de ventaja competitiva y poseer un monopolio de consumidores, no es suficiente. Para que Warren se interese por una empresa, la empresa tiene que tener ventaja sostenible en el tiempo.
  • Warren Buffett también se centra en el análisis del margen de seguridad a la hora de comprar acciones de una empresa. El margen de seguridad está considerado como uno de los elementos más importantes del value investing. El margen de seguridad se calcula como la diferencia entre el valor intrínseco de una acción y su precio de mercado. A su vez, el valor intrínseco de una acción se calcula, normalmente, actualizando los flujos de caja futuros que se espera que genere la acción.

El margen de seguridad es esencial para reducir el riesgo de las inversiones y aumentar su rentabilidad. Además de eso, el margen de seguridad influye en la rentabilidad futura de las inversiones, cuanto mayor sea el margen de seguridad mayor será la rentabilidad futura de una inversión.

Warren Buffett también basa sus inversiones en una serie de puntos básicos:

  • Fascinación por el mercado financiero.
  • Paciencia. Gran parte de éxito puede atribuirse a la inactividad. La mayoría de los inversores no resiste la tentación de comprar y vender constantemente, pero la piedra angular debe ser el letargo, rozando la pereza. Una de las frases más conocidas de Buffett es: “si no te puedes permitir mantener una acción durante 10 años, entonces, mejor no comprarla”. También afirma que “si no vas a poder ver caer un 50% de tu inversión sin pánico, no inviertas en el mercado de valores”.
  • Pensamiento independiente. No hay que dejarse influenciar por la masa, lo mejor que se puede hacer es operar según las ideas propias de cada uno y no dejarse llevar por las modas del momento.
  • Seguridad y confianza en las posibilidades de cada inversor.
  • Entrar en negocios de los que se conozca el funcionamiento a la perfección. A este respecto Warren nunca invirtió en las empresas punto com y por lo tanto no le enganchó la burbuja tecnológica de principios del siglo XXI, tampoco invierte en Microsoft, a pesar de la excelente relación de amistad que mantiene con Bill Gates.
  • Ausencia de diversificación. Para Warren Buffett la teoría tradicional de la diversificación es como el Arca de Noé: “Te dedicas a comprar dos de todo lo que se ponga al alcance y al final acabas con un Zoo en vez de un portfolio”.
  • Sólo posicionarse en el lado largo del mercado. Al igual que su maestro, Warren siempre mostró reticencia por atacar el lado corto del mercado y durante toda su trayectoria su dinero ha venido del lado largo y de los mercados al contado.

El Piotroski score

El Piotroski score es un método de valoración de la calidad de una empresa utilizando value investing, que permite al inversor analizar las mejores opciones para llevar a cabo una inversión a largo plazo. El método publicado por Joseph Piotroski incluye 9 requisitos, la información necesaria para llevar a cabo el análisis se puede obtener tanto de la cuenta de resultados como del balance de situación.

Cada punto que cumple una empresa suma 1 punto, la puntuación máxima posible es de 9, la empresa que obtiene dicha puntuación se considera como la empresa perfecta.

Evidentemente, encontrar empresas que alcancen los 9 puntos es muy complicado y, por tanto, Joseph Piotroski consideraba que las empresas que tuvieran una puntuación mayor que 7 podían incorporarse a la cartera de valores. Si la situación de la empresa empeora, también lo hará su puntuación; si pierde el umbral de 7 puntos dicha empresa tiene que ser vendida.

Los 9 puntos del Piotroski score son:

  • ROA positivo en el año actual.
  • Cash-Flow operativo positivo en el año actual.
  • ROA mayor que el del año anterior.
  • Cash-Flow operativo mejor que el Beneficio neto.
  • La deuda a Largo Plazo debe ser inferior a la del año anterior.
  • El Current ratio (Activos Corrientes / Deudas Corrientes) debe ser superior al del año anterior.
  • No haber habido ampliaciones de capital durante el año.
  • El margen bruto es mayor que el del año anterior.
  • La rotación de activos (Ventas / Activo total neto medio) debe ser mayor que la del año anterior.

La estrategia CAN SLIM

CAN SLIM es una filosofía de selección, compra y venta de acciones, desarrollada por William O’Neil, editor de Investors Business Daily. El éxito de este método se considera mayor en operaciones de inversión a largo plazo. Su nombre se debe a que es el acrónimo de cada uno de los puntos de esta estrategia de inversión.

C = Current earnings (Ingresos corrientes). Sólo se deben adquirir acciones cuyo beneficio por acción (BPA) en el último trimestre haya crecido respecto al del ejercicio anterior.

A = Anual earnings (Ingresos anuales). La empresa a elegir debe haber mostrado un buen crecimiento anual en cuanto a BPA durante los últimos cinco años.

N = New (Nuevo). O’Neil considera que una buena compañía es aquella que ha vivido cambios. Como cambios se pueden entender, el nombramiento de un nuevo equipo directivo, el lanzamiento de un nuevo producto, posicionarse en un nuevo mercado, o establecer un nuevo récord en el precio de las acciones.

S = Supply and Demand (Oferta y Demanda). La S representa la oferta y demanda. El análisis de la oferta y la demanda en el método de CAN SLIM sostiene que es más fácil para una empresa pequeña, con un menor número de acciones en circulación, mostrar beneficios excepcionales.

L = Leader or Laggard (Líder o Rezagado). es de vital importancia distinguir entre las empresas líderes del mercado y las que se sitúan por detrás. En cada industria, siempre están las empresas que dan grandes beneficios a los accionistas y las que se encuentran rezagadas. Una empresa puede parecer que tiene el mismo producto y modelo de negocio como otras del sector, pero no debemos invertir en esa empresa, simplemente porque las acciones parecen baratas o nos causa simpatía. Las acciones baratas son baratas por una razón, por lo general debido a que se encuentran rezagadas del mercado. Comprar ahora una acción de una empresa líder puede ser más caro ahora, pero valdrá la pena con el paso del tiempo.

I = Institutional Sponsorship (Patrocinio Institucional). O’Neil reconoce la importancia de las empresas con algún patrocinador institucional. Básicamente, este criterio se basa en la idea de que si una empresa no tiene ningún patrocinio institucional es por algún motivo. CAN SLIM sugiere que vale la pena invertir en una acción que tenga al menos tres patrocinadores institucionales. Sin embargo, hay que tener cuidado si una gran parte de las acciones de la compañía está en propiedad de instituciones. CAN SLIM reconoce que una empresa puede estar “sobrecomprada” y, cuando esto sucede, ya no es momento de comprar. Si una acción tiene muchos propietarios institucionales, cualquier tipo de malas noticias podrían desatar una espiral de ventas.

M = Market Dirección (Dirección del Mercado). Cuando se seleccionan las acciones en las que se va a invertir, es importante reconocer en qué tipo de mercado nos encontramos. No es lo mismo invertir en un bull market (alcista) o un bear market (bajista). Si los inversores no captan la dirección del mercado, pueden terminar invirtiendo contra la tendencia y comprometer sus ganancias o, incluso, perder de manera significativa.

Las máximas de Templeton para la inversión a largo plazo

Sir John Templeton fue el fundador, en 1947, de la organización Franklin Templeton Investments. Actualmente, está considerado como uno de los inversores más sensatos y respetados del mundo.

Lejos de seguir unas directrices basadas en ratios y porcentajes, como es el caso de otras estrategias de inversión a largo plazo, John Templeton seguía unos principios fundamentales que se basan en observar el comportamiento del mercado. Las máximas de Templeton son las siguientes:

  • Invertir para obtener beneficios reales: este es el verdadero objetivo de cualquier inversor a largo plazo.
  • Mantener la mente abierta: no se debe escoger nunca un tipo de activo de forma permanente; hay que saber vender títulos que están de moda y comprar los que no lo están.
  • No seguir nunca a la mayoría: Es imposible obtener beneficios superiores a los demás, si se compra lo mismo que compran los demás. Hay que comprar cuando otros venden desesperadamente y vender cuando otros deseen comprar.
  • En el mercado todo cambia: Los mercado alcistas y bajistas son temporales, las situaciones se suelen revertir a los 12 meses de tocar fondo o techo en el mercado.
  • Evitar las modas: demasiados inversionistas actuando de la misma manera a la vez pueden estropear cualquier método de selección por muy bueno que sea.
  • Aprender de los errores: no hay que insistir en un modelo de selección o procedimiento que ha funcionado mal en el pasado, ¿por qué debería ser diferente esta vez?
  • Comprar en épocas de pesimismo: la época de máximo pesimismo es el mejor momento para comprar y la época de máximo optimismo es el mejor momento para vender.
  • Busque valor y precios bajos: Es necesario realizar búsquedas de valor en el mercado para obtener la mayor rentabilidad. Las gangas se encuentran comprando lo que todos los demás están vendiendo.
  • Buscar en todo el mundo: la diversificación es esencial a la hora de invertir, no es sensato “poner todos los huevos en la misma cesta”.
  • Nadie lo sabe todo: el mercado sorprende todos los días del año, aquel inversor que dice saberlo todo, seguramente no sepa de nada.

Existen multitud de teorías de invertir a largo plazo, cada una se fundamenta en sus propias ideas. Un inversor puede seguir una teoría de inversión a largo plazo u otra, pero lo más importante es que cada inversor adapte la estrategia o lleve a cabo una estrategia propia, en función de las preferencias que tenga a la hora de valorar las acciones. No todos opinamos de la misma manera, así que cada uno debe seguir sus propios pensamientos e ideales a la hora de invertir.

Fuente: Rankia

Cómo analizar las cuentas de resultados de una empresa

Cómo analizar las cuentas de resultados de una empresa

Cómo analizar las cuentas de resultados de una empresa

Categoría 'Análisis Fundamental' en ahorroactivo.wordpress.comEn gurusblog.com nos ofrecen un tutorial en donde explican en que se fijan cuando quieren tener una primera impresión de los resultados de una empresa.

Este primer análisis rápido es el que utilizan para situarse ante el balance y la cuenta de pérdidas y ganancias de una compañía, ver que llama la atención y decidir si se procede a un análisis en más profundidad o considerar que es mejor que no perder más tiempo analizando en la compañía al no ser esta de nuestro interés.

Fuente: gurusblog.com

Smart Beta: entre gestión activa e indexada

Smart Beta: entre gestión activa e indexada

Smart Beta: entre gestión activa e indexada

Categoría 'Fondos de Inversión' en ahorroactivo.wordpress.comEl eterno debate sobre gestión pasiva o activa ha dado paso a extremos como los ETFs (o fondos cotizados) o los fondos de retorno absoluto, en los que el objetivo propuesto es obtener retornos en cualquier entorno de mercado, gracias a su habilidad gestora.

La gran ventaja de los ETFs es su bajo coste ya que, respecto a los fondos de gestión activa, su cartera replica un índice. Cuando las rentabilidades no son muy elevadas, las comisiones ganan una gran importancia, por lo que se argumenta que los inversores posiblemente sólo puedan soportar las comisiones de gestión cuando se trata de los mejores gestores o la mejor asignación de activos. Pero no sólo hay que considerar los costes de gestión, sino también los de operativa, derivados de rotación de la cartera. Con unas rentabilidades difíciles de mantener por largos periodos de tiempo, se argumenta que los fondos de gestión activa que consiguen resultados superiores al mercado podrían considerarse progresivamente como productos de diseño, para aquellos inversores con grandes patrimonios, del mismo modo que un deportivo difícilmente puede ser un automóvil utilizado como herramienta de trabajo.

Consecuentemente, los productos cotizados han tenido una evolución espectacular desde su creación. Pero la virtud puede estar en el punto medio entre dos extremos. Una nueva opción ha surgido que, conocida como Smart Beta, describe un fondo indexado que se desvía de los índices de capitalización estándar de renta variable, como el S&P 500 y otros índices similares. Normalmente disponibles como productos cotizados.

Para la construcción de los índices smart beta se siguen diversas estrategias basadas en factores como carry, value, momentum, growth, volatilidad o small caps, entre otras, dependiendo de cada proveedor.

Una estrategia de factor puro riesgo, con exposición a un riesgo específico no tradicional, genera un retorno a cambio de ese riesgo. Los factores de puro riesgo se construyen en muchos casos como estrategias de market neutral, como por ejemplo una cartera que esté larga en renta variable con bajas valoraciones y corta en renta variable con valoraciones elevadas, de tal forma que la exposición sea market neutral, también denominada Factor Value de Renta Variable. O también una cartera con posiciones largas en divisas de elevada rentabilidad y corta en divisas de baja volatilidad, a la que se denomina Factor FX Carry.

Puesto que los productos cotizados no son siempre la inversión ideal para todos los inversores (la fiscalidad es como de la una acción bursátil) podemos utilizar la idea de smart beta para construir una cartera en la que incluyamos fondos con factores ganadores.

Podemos formar una cartera de fondos ‘ganadores’ de acuerdo con los estudios académicos que demuestran cómo, en el largo plazo, la inversión value supera a la de estilo growth, la de baja volatilidad a la de elevada volatilidad y la de small caps a la de empresas de gran capitalización.

Tenemos así una cartera en la que incluimos factores potencialmente con mejor comportamiento en el largo plazo, con volatilidades reducidas, que puede formar parte del núcleo de una cartera agresiva o complementar una de perfil equilibrado. Seleccionando fondos con comisiones reducidas, la inversión a través de fondos es fiscalmente más ventajosa, ya que puede traspasarse el patrimonio entre diversos productos sin que se apliquen retenciones hasta el momento de su rescate, en base a las plusvalías realizadas.

A pesar de cuánto se está ensalzando, smart beta tampoco es la panacea de la inversión. En esencia, puede considerarse simplemente una indexación reforzada o una forma de gestión activa con menor rotación de la cartera. Por ello, como cualquier otro modelo de gestión cuantitativa, su punto débil es la durabilidad y predictibilidad de los factores en que se base, así como de la transparencia en su aplicación, importante a la hora de tomar la decisión de inversión. Es importante también entender claramente por qué se mantiene cada posición y la ponderación de cada una de ellas. Sin contar el efecto desestabilizador que una inversión masiva en un factor como el de baja volatilidad podría provocar en los mercados.

Fuente: Cotizalia

¿Qué pasa con mis acciones y mis fondos de inversión si quiebra mi broker?

¿Qué pasa con mis acciones y mis fondos de inversión si quiebra mi broker?

¿Qué pasa con mis acciones y mis fondos de inversión si quiebra mi broker?

Categoría 'Fondos de Inversión' en ahorroactivo.wordpress.comSi estas operando en Bolsa, seguramente te habrás hecho alguna vez esta pregunta, sobre todo con lo que pasaría con nuestro dinero: ¿Puedo perder todo mi dinero?, ¿Perderé alguna parte proporcional de mi dinero?, ¿Qué puede pasar?.

En el caso que el broker con el que operamos quebrara, nuestras acciones o fondos de inversión estarían a salvo, ya que tanto las acciones como los fondos no están a nombre del broker, sino al nuestro. El único cambio que podríamos notar es que nuestros fondos o acciones pasarían a otro broker diferente.

Los gestores de los mercados de valores tienen unos registros parecidos a los del registro de la propiedad de los bienes inmuebles, ya que son valores nominativos en los que se quedan grabados los propietarios de las acciones y con el número de acciones que se tengan. Es más, cuando compramos o vendemos acciones, una parte proporcional de la comisión que pagamos va para esos gastos de inscripción en ese registro.

Si nuestro broker llegara a quebrar, cuando deba liquidar, lo que deberá hacer es vender todos los activos que tenga, uno de esos activos, es la cartera de clientes que tenga el broker, que será comprada por otro broker por un precio negociado.

¿Nos garantizan los brokers nuestro dinero en caso de quiebra?

Dependiendo con el tipo de broker con el que queramos operar, debemos asegurarnos de que están respaldados por algún fondo de garantías que cubrirían la inversión del accionista en el caso de que el broker quebrara, y encontramos los dos más importantes:

El Fondo de Garantía de Inversiones (FOGAIN) ofrece una indemnización a los inversores de sus entidades adheridas (sociedades de valores, agencias de valores y sociedades gestora) de hasta 100.000 euros en determinados supuestos de insolvencia de la entidad que presta el servicio de inversión, por el dinero y valores depositados o confiados a la entidad. (ClickTrade, Renta 4…)

El Fondo de Garantía de Depósitos (FGD) tiene por objeto garantizar a los depositantes de las entidades de crédito la recuperación de sus depósitos dinerarios y en valores hasta 100.000 euros por titular y entidad. (BBVA, Santander, Caixabank…)

¿Qué pasaría si quebrara la Gestora de Fondo?

En el hipotético caso que esto ocurriese, y la gestora del fondo presentase un concurso de acreedores declarándose insolvente, los activos del fondo quedarían fuera de la masa concursal y los partícipes podrían recibir íntegro el valor de la inversión en ese momento. Sólo se verían afectados por la quiebra si el fondo tuviera acciones o valores en dicha entidad.

¿Qué pasa si tengo una cuenta omnibus?

Por otro lado, existen otro tipo de cuentas, llamadas cuentas ómnibus. En este tipo de cuentas, las cuentas de los clientes del broker están juntas en una única cuenta. El poseedor de esta cuenta de valores que aparece en el registro es el broker, no nosotros (o sus clientes).

Un ejemplo, imaginar 3 personas que son clientes de un broker con cuenta ómnibus, y la primera posee 1.000 acciones de X, la segunda 2.000 acciones de X y la tercera 5.000 acciones de X. En el registro oficial sólo existe una cuenta, que es la del broker, por lo tanto en ese registro aparecerán las 8.000 acciones de X a nombre del broker (aunque en realidad son la de los 3 clientes) y no los nombres de los tres clientes que poseen las acciones realmente.

Si el broker con cuenta omnibus quiebra, la entidad debe establecer un procedimiento interno que permita individualizar contablemente la posición de cada cliente.

¿Son seguras en caso de quiebra este tipo de cuentas?

La única ventaja que encontramos es que es más barato, aglomerar a muchos inversores en una cuenta única tiene como consecuencia que las comisiones sean mucho más bajas.

Aunque inconvenientes que pueden surgir son mayores, en un principio el hecho de que la gente no tenga sus acciones en el registro oficial es un problema, normalmente el broker mediante un sistema interno de la empresa sabe el número de acciones que posee cada uno de sus clientes. Aunque está claro es que un registro interno no tiene nada que ver con un registro oficial.

En España, cuando una entidad utiliza una cuenta omnibus para la operativa de sus clientes, la cuenta está abierta a nombre de la entidad, pero el patrimonio de dicha cuenta es de los clientes y en ningún caso, la entidad podrá disponer del patrimonio de esa cuenta sin orden expresa del cliente.

Fuente: Bolsa desde cero

Cómo hacer un filtro de empresas, paso a paso

Categoría 'Análisis Fundamental' en ahorroactivo.wordpress.comPara realizar este filtro de empresas vamos a utilizar una herramienta online que nos ofrece la web del diario económico inglés ‘Finantial Times’ (www.ft.com).

Con este ejercicio lo que se pretende es realizar una selección de empresas cotizadas, eliminando aquellas que a priori no son tan buenas como otras, y de ese modo, ganar tiempo a la hora de seleccionar nuestras inversiones.

Primer paso

Vamos a realizar un filtro sobre la totalidad de empresas del mercado continuo español.

Desde la portada del Financial Times buscamos entre los menús el de ‘Markets’, y en su desplegable buscamos ‘Markets Data’. Una vez dentro, buscamos otro submenú con el nombre de ‘Equity Screener’. Toda esta navegación por los menús detallada es posible acortarla, haciendo click en el siguiente enlace: http://markets.ft.com/screener/customScreen.asp

Una vez que hemos llegado a esta página, empezaremos por el punto número 1 para establecer la zona de nuestro estudio. Seleccionaremos la región ‘Europe’ y el país ‘Spain’.

En el punto número 2, no haremos click en ningún sitio, salvo que quisieramos centrarnos en algún sector económico. En nuestro ejercicio dejaremos la selección propuesta por defecto de ‘All Sectors & Industries’.

Cómo hacer un filtro de empresas, paso a paso. Imagen 1

Cómo hacer un filtro de empresas, paso a paso. Imagen 1

Segundo paso

Vamos a seleccionar que ratios vamos a utilizar para ejercer de filtro. Para la elección de los ratios suele haber preferencias deacuerdo con el inversor y dependerán de cada uno. Como recomendación general se puede afirmar que el uso de un ratio de liquidez, otro de deuda, un tercero de valoración, y por último, uno de rentabilidad, puede ser una buena manera de empezar.

En nuestro ejercicio vamos a utilizar los siguientes 5 ratios:

  • P/E Ratio o PER (ratio de valoración)
  • EPS o Earning Per Share Growth Rate 5 Year (ratio de crecimiento)
  • Net Profit Margin 5 Year Average (ratio de ventajas competitivas)
  • ROE o Return on Equity 5 Year Average (ratio de rentabilidad)
  • Current Ratio (ratio de liquidez)
Cómo hacer un filtro de empresas, paso a paso. Imagen 2

Cómo hacer un filtro de empresas, paso a paso. Imagen 2

Para ello iremos al botón, situado en la parte baja del punto número 3 ‘Equity Attributes’, que indica ‘Add additional criteria’, con lo que se nos abrirá una ventana emergente donde, deberemos primero desmarcar los ratios que no nos interesen, para quedarnos finalmente seleccionados los ratios indicados.

Cómo hacer un filtro de empresas, paso a paso. Imagen 3

Cómo hacer un filtro de empresas, paso a paso. Imagen 3

Una cosa a tener en cuenta es que no podemos ser demasiado exigentes, ya que sino no nos saldrán muchas empresas. Como objetivo, estaría bien que nos saliesen unas 10 o 15 empresas para luego quedarnos finalmente con 7 u 8.

Una vez elegidos los ratios marcamos los valores que consideremos que deben pasar las empresas para ser aceptables para nosotros:

  • Current Ratio superior a 1.
  • Net Profit Margin superior a 5%.
  • EPS Growth Rate 5 Year superior a 0%. Se busca que en estos 5 años últimos años la empresa haya crecido, aunque sea poco.
  • PER inferior a 15.
  • ROE superior a 15.
Cómo hacer un filtro de empresas, paso a paso. Imagen 4

Cómo hacer un filtro de empresas, paso a paso. Imagen 4

Una vez que tengamos todo esto indicado, solamente tendremos que hacer click en el botón de ‘View 2 Matches’ y nos aparecerá una pantalla como la siguiente:

Cómo hacer un filtro de empresas, paso a paso. Imagen 5

Cómo hacer un filtro de empresas, paso a paso. Imagen 5

Esto es la selección de las empresas que pasan el filtro de los 5 ratios elegidos. Como se puede ver son empresas con buenas rentabilidades, sin problemas de liquidez a corto plazo, que están creciendo sus beneficios, etc… El único problema es que sólamente son 2 empresas, por lo que podríamos eliminar o cambiar algún filtro o, también podríamos ser más permisivos para que apareciesen más.

Tercer paso

Una vez termina la selección, deberíamos hacer un análisis más pormenorizado de cada una de ellas para quedarnos con las mejores y más baratas respecto a su valor real. No es recomendable comprar las acciones simplemente porque aparecen tras el filtrado. Siempre debemos ver más cosas sobre la empresa, calcular flujos, que la empresa genere beneficios reales, etc…

Fuente: Blog Ganaindices’s

El indicador del pánico (VIX)

El indicador del pánico (VIX)

El indicador del pánico (VIX)

Categoría 'Análisis Técnico' en ahorroactivo.wordpress.comLa volatilidad es una medida de la frecuencia e intensidad de los cambios del precio de un activo, también definido como la desviación estándar de dicho cambio en un horizonte temporal específico. Se usa normalmente para cuantificar el riesgo del instrumento.

¿Qué mide la volatilidad?

La volatilidad es la que nos ayuda a conocer el estado de los inversores, es decir, el sentimiento tanto de niveles de complacencia o confianza como los de miedo y pánico extremo, estos dos niveles opuestos son muy interesantes a la hora de poder tomar una decisión sobre un valor determinado.

Aplicando la teoría de sentimiento contrario encontramos en el mercado puntos extremos del cotización o más concretamente zonas de techos y suelos.

Aspectos básicos:

Cuando un mercado presenta confianza o complacencia suele ser porque la volatilidad es muy baja y el mercado sube lentamente sin apenas asustar, por tanto los inversores se sienten seguros y este sentimiento es la antesala de las caídas.

Cuando un mercado presenta miedo o pánico suele ser porque la volatilidad es muy alta y el mercado cae bruscamente asustando a la gran parte de los inversores, por tanto los inversores se sienten inseguros y este sentimiento es la antesala de las subidas.

VIX es el código del oficialmente llamado Chicago Board Options Exchange Market Volatility Index “Índice de volatilidad del mercado de opciones de Chicago”. Los niveles de volatilidad de los principales índices mundiales están incluidos en el termómetro de volatilidad.

En el momento en que hay alta volatilidad, el VIX alcanza una cifra elevada y se correlacionan con caídas de sus índices y nos índica que en el mercado hay miedo y pesimismo y suele coincidir con mínimos en el índice de referencia, es en estos momentos donde se producen fuertes movimientos en los mercados bursátiles, mientras que cuando el VIX está en mínimos, hay alegría y confianza.

El VIX se calcula utilizando una serie de opciones del índice de referencia. Existen distintos índices de volatilidad, como son el VXN para el Nasdaq 100, el RVX para el Russell 2000 , el VXO para el SP100 aunque el VIX del SP500 que es el más famoso y utilizado.

Fuente: finanzas.com