Seguro de Defensa Jurídica

Seguro de Defensa Jurídica

Seguro de Defensa Jurídica

Categoría 'Planificación financiera' en ahorroactivo.wordpress.comEn muchas ocasiones se tienen problemas administrativos, judiciales o simplemente una reclamación, y no tenemos conocimiento que muchas compañías de seguros ofrecen coberturas que pueden servirnos de ayuda. Existen los denominados seguros de prestación de servicios destinados a este fin.

Dentro de la modalidad de seguros de prestación de servicios se pueden distinguir varios tipos: Seguro de decesos, Seguro de asistencia en viajes y seguro de defensa jurídica.

¿Qué es el Seguro de Defensa Jurídica?

El Seguro de Defensa Jurídica está diseñado para proteger a la persona que lo contrata ante posibles juicios, querellas, pleitos, reclamaciones, y otro tipo de problemas que pueden surgir.

La cobertura principal que ofrece este Seguro de Defensa Jurídica, es la de sufragar los gastos que le puedan surgir a la persona asegurada ante cualquier proceso judicial o reclamación amistosa, tanto civil como penal, incluyendo la asistencia jurídica, y excluyendo (a no ser que se diga lo contrario) el pago de multas y cualquier tipo de indemnización derivado de sanciones impuestas por la autoridad judicial.

Mediante el pago de una prima, el Seguro de Defensa Jurídica, otorga al asegurado una prestación que cubre los gastos en los que éste incurre para su defensa. Hay que tener la seguridad de que se incluye el coste de estos gastos, ya que muchas compañías sólo ofrecen el asesoramiento, en este Seguro de Defensa Jurídica, mientras que los gastos corren a cargo de la persona que contrata el seguro. Entre los gastos que se cubren con el Seguro de Defensa Jurídica se incluyen:

  • Honorarios de los abogados.
  • Gastos de notaría.
  • Honorarios de los peritos.
  • Costes judiciales.
  • Constitución de fianzas penales necesarias para obtener la libertad profesional del asegurado.

¿Qué tipos de Seguros de Defensa Jurídica existen?

Seguro para el conductor de automóvil: Este tipo de seguros cubre la defensa del conductor y de cualquier ocupante ante cualquier percance que éste pueda sufrir. Además puede incluir la cobertura de que en caso de pérdida de puntos del carnet de conducir, al asegurado se le indemnice con un pago mensual (mientras dure la sanción, siendo el máximo de 1 año) que cubra las pérdidas que puedan venir ocasionadas por la retirada del permiso de circulación.

Seguro privado o familiar: Incluye la defensa al asegurado en temas como los daños personales sufridos por éste o por su familia, prestación económica en caso de divorcio, infracciones administrativas, elaboración de contratos o documentos.

Seguro para empresas o autónomos: Permite la reclamación de honorarios y facturas impagadas incluyendo las gestiones extrajudiciales. Ofrece la defensa al autónomo y a la empresa en cuánto a los derechos respecto a las prestaciones sociales, la defensa del local comercial ante posibles daños o inspección de trabajo.

Seguro para comunidades de propietarios: Mediante esta cobertura se presta ayuda a los vecinos de una comunidad, pudiéndose reclamar en caso de incumplimiento en la prestación de servicios, en caso de daños en el inmueble o por ejemplo en caso de impago de la cuota de la comunidad.

Somos muchos los que no conocíamos este tipo de seguros que en más de una ocasión nos ahorrarían tiempo y dinero. Todos estos tipos de Seguros de Defensa Jurídica ofrecen coberturas que pueden beneficiar a los asegurados, y por lo general no suelen tener precios elevados.

Fuente: Mejores seguros

Plan de pensiones y Plan de Jubilación

Plan de pensiones y Plan de Jubilación

Plan de pensiones y Plan de Jubilación

Categoría 'Ahorro puro y duro' en ahorroactivo.wordpress.comLa mayoría de las personas tratan de ahorrar para posibles imprevistos que les surjan en el futuro, para ello acuden a las diferentes entidades financieras con tal de contratar un producto que les permita ahorrar y obtener una rentabilidad. Uno de los productos estrella que se suelen ofertar son los Planes de Pensiones y los Planes de Jubilación. Aquí vamos a tratar de comentar las características de cada uno de ellos.

Los Planes de Pensiones

Los Planes de Pensiones son un activo de previsión a largo plazo que normalmente se vincula a la jubilación aunque también se caracteriza por facilitar a aquellos que cuentan con este producto de ciertas eventualidades como la superviviencia, incapacidad permanente, dependencia o el fallecimiento.

A la hora de adquirir un Plan de Pensiones, el solicitante ha de firmar un contrato en el cual figuran los derechos y las obligaciones de las dos partes (el oferente y el demandante del plan). Los derechos que se obtiene de un Plan de Pensiones son las prestaciones económicas, en cambio, las obligaciones son las aportaciones que el cliente debe realizar al mismo.

La finalidad de los Planes de Pensiones es complementar (en ningún caso sustituir) las prestaciones provinientes de la Seguridad Social. Estamos ante un producto de carácter voluntario.

En cuanto a los principios que caracterizan a los Planes de Pensiones como activos de ahorro son la no discriminación, el sistema de capitalización, la irrevocabilidad de las aportaciones, la atribución de derechos y la integración obligatoria en un fondo de pensiones.

Por otro lado, los Planes de Pensiones se dividen en diferentes categorías dependiendo de la entidad promotora y quiénes son los partícipes:

  • Plan de Pensiones, Sistema de Empleo: el promotor del plan es una empresa o sociedad y sus partícipes son sus empleados.
  • Plan de Pensiones, Sistema Asociado: el promotor es una asociación o sindicato y sus partícipes cualquier persona física.
  • Plan de Pensiones, Sistema Individual: el promotor es una entidad financiera y sus partícipes cualquier persona física.

Los Planes de Pensiones se podrán anticipar por jubilación a partir de los 60 años del depositario en caso de que ya no se encuentre activo en el mundo laboral, no sea catalogado como jubilado o se encuentre desempleado a consecuencia de un expediente de regulación de empleo. Además, también se podrá rescatar el Plan de Pensiones en el caso de enfermedad grave o desempleo sin derecho a prestación.

Hay que tener en cuenta que a la hora de realizar aportaciones a un Plan de Pensiones, se podrá reducir directamente de la base imponible general del IRPF las aportaciones realizadas a su plan con el límite máximo de la menor de las siguientes cantidades:

  • 10.000 € anuales (con edad igual o superior a 50 años 12.500 euros).
  • 30% de la suma de sus rendimientos netos del trabajo y actividades económicas percibidos individualmente en el ejercicio (con edad igual o superior a 50 años, el 50%).

Estos límites son conjuntos para todas las aportaciones realizadas a sistemas de previsión social.

Si deseamos adquirir un Plan de Pensiones, podemos acudir a cualquier oficina de las principales entidades financieras.

Los Planes de Jubilación

Los Planes de Jubilación son un seguro de vida mediante el cual el asegurado obtiene un capital en caso de jubilación o fallecimiento. Para poder adquirir un Plan de Jubilación hay que acudir a una compañía aseguradora o en una entidad financiera que ejerza de intermediaria con la compañía de seguros.

Por otro lado, la fecha a partir de la cual el asegurado empiece a recibir las aportaciones no tiene por qué coincidir con la fecha de jubilación.

A diferencia de los Planes de Pensiones, los Planes de Jubilación permiten la cancelación o el rescate parcial del mismo sin penalización alguna. Además permite volver a poner en marcha el plan en el futuro.

Cabe destacar el hecho de que el capital que se percibe en caso de jubilación es distinto al que se percibiría si se produjese un fallecimiento.

En cuanto a las desventajas de los Planes de Jubilación encontramos que no cuentan con desgravaciones fiscales, y poseen una menor rentabilidad.

Fuente: Mejores Opiniones

Consejos para evitar que dar un parte del coche al seguro salga caro

Consejos para evitar que dar un parte del coche al seguro salga caro

Consejos para evitar que dar un parte del coche al seguro salga caro

Categoría 'Ahorro puro y duro' en ahorroactivo.wordpress.comEl precio del seguro del automóvil puede incrementarse hasta un 60% tras presentar un parte de responsabilidad civil y hasta un 17% si el parte es de daños, lo que supone un aumento de 500 euros sobre el precio medio de una póliza todo riesgo en el primer caso, y de 160 euros en la misma prima en el segundo caso. Para evitar sustos para el bolsillo, se ofrece una serie de consejos prácticos:

Informarse sobre las penalizaciones

Antes de contratar un seguro de coche, el ahorrador debe informarse sobre los partes que penalizan y los que no suponen ningún cambio en la póliza, para saber cómo podrá afectar en el precio su índice de siniestralidad.

Investigar las limitaciones en la cobertura

Debe investigar si existen limitaciones en las coberturas que ofrece el seguro, como por ejemplo, la asistencia en viaje, ya que si se sobrepasa esa limitación, el asegurado deberá pagar para recibir el servicio.

Huir de las penalizaciones globales

Es recomendable elegir un seguro en el que las penalizaciones en caso de siniestro no se apliquen a toda la póliza, sino sólo sobre el precio de la cobertura afectada, ya que así el incremento de precio será menor.

Pedir toda la información por escrito

Conviene solicitar a la aseguradora por escrito toda la información sobre recargos y bonificaciones para poder analizarla con detalle y reclamar en caso de incumplimiento.

Buena parte de las compañías del sector del seguro de coche no facilitan información sobre su sistema de penalizaciones a través del condicionado, su web o de su servicio de atención al cliente. Esto hace imposible que el cliente pueda conocer en qué medida se incrementará el precio de su póliza si tiene un siniestro.

Cada compañía establece sus propios criterios y por ello, el incremento en la tarifa también varía. De este modo, un cliente con un seguro a todo riesgo sin franquicia, con una prima de 940 euros anuales, que dé un parte de responsabilidad civil voluntaria durante su primer año en la compañía, sufrirá un incremento en la póliza de entre un 15% y un 60% en función de la entidad en la que contrate su seguro. Si el parte es de daños, el incremento estará entre los cero euros (manteniendo el mismo precio) y el 17%.

Fuente: abc.es

Seguro de alquiler para viviendas

Seguro de alquiler para viviendas

Seguro de alquiler para viviendas

Categoría 'Planificación financiera' en ahorroactivo.wordpress.comEn los últimos años, el miedo de los propietarios de viviendas en alquiler a que los inquilinos dejen de pagar, ha disparado la contratación del seguro de alquiler para viviendas en España. Es decir, el objetivo de los seguros de alquileres es garantizar el cobro de impagos, la protección jurídica y el pago de los daños que los inquilinos puedan ocasionar en la vivienda.

¿Qué coberturas incluye el seguro de alquiler para viviendas?

Las coberturas de los seguros de alquiler pueden variar de unas compañías a otras, pero las más generales son:

  • Desahucio y reclamación de rentas.
  • Cobro de 6, 9, 12 o 18 meses de rentas (puede ser que esta cobertura tenga periodo de carencia).
  • Cobro anticipado de rentas impagadas.
  • Daños materiales por actos vandálicos al continente y al contenido, hasta un límite que suele estar alrededor de 3.000 euros.
  • Defensa jurídica y reclamación de los derechos con motivo de conflictos derivados del arrendamiento (como desahucio o reclamación de rentas).

¿Qué coberturas opcionales hay en el seguro de alquiler para viviendas?

Estas coberturas también pueden variar de unas compañías a otras, es por eso que hay que mirar bien las garantías que nos ofrecen los seguros de alquileres. Las coberturas opcionales más comunes son:

  • Asistencia en el hogar (incluye reparaciones urgentes y servicios de conexión con profesionales).
  • Reclamación a otras compañías de seguros.
  • Reclamación de daños y perjuicios.

¿Qué clase de pólizas de seguro de alquiler para viviendas hay?

Hay dos tipos de pólizas de seguro de alquiler, que dependen de donde contrates el seguro, que son:

1. Pólizas estatales en el seguro de alquiler para viviendas:

El Ministerio de Vivienda español lanzó en noviembre de 2007 el sello ‘Alquiler seguro’, con el objetivo de dar a los propietarios más facilidades y garantías para que alquilen sus pisos. Este producto, que se comercializa a través de la Sociedad Pública de Alquiler (SPA) tiene convenio con aseguradoras privadas. Para contratar el seguro de alquileres a través de la SPA es necesario que se cumplan una serie de condiciones:

  • El contrato de alquiler se tiene que realizar según la Ley de Arrendamientos Urbanos (LAU).
  • Existe un límite al alquiler asegurado mensual o anual.
  • El importe del alquiler no debe superar el 30% de los ingresos de los miembros residentes en la vivienda.
  • El propietario tiene que presentar a la institución la documentación que asegure la solvencia económica del inquilino. La documentación es: Documento que acredite haber depositado la fianza, justificante de ingreso de los impuestos correspondientes y documento que indique la solvencia del inquilino.
  • Los interesados en contratar el seguro de alquiler tienen que rellenar un formulario en la página web de la Sociedad Pública de Alquiler y enviarlo junto con los documentos expuestos en el punto anterior.
  • Cuando finalice el contrato de alquiler, el propietario tiene la obligación de comunicárselo a la SPA.

2. Pólizas privadas en el seguro de alquiler para viviendas:

Los seguros de alquiler que no se contraten por la vía anterior, se contratan a través de:

  • Inmobiliarias.
  • Empresas dedicadas a los seguros de alquileres.
  • Compañías aseguradoras.

Para contratar el seguro de alquiler a través de compañías privadas, también es necesario que se cumplan una serie de condiciones:

  • A la hora de contratar el seguro de alquiler hay que presentar el contrato del alquiler y las últimas nóminas del inquilino.
  • El arrendatario no puede tener antecedentes de morosidad.
  • No se puede solicitar el seguro de alquiler cuando ya se haya producido el impago de la renta.
  • Puede existir un límite al alquiler asegurado mensual o anual.
  • El propietario del seguro de alquiler tiene un plazo de 30 días para comunicar a la compañía que el inquilino no paga las mensualidades.

¿Cuál es el precio de un seguro de alquiler para viviendas?

El precio de los seguros de alquiler contratados en compañías privadas suelen estar alrededor del 4,5% de la renta anual que se percibe por el alquiler de la vivienda. Mientras que en el caso del seguro de alquiler contratado por la SPA, las pólizas son significativamente más baratas y además tienen las garantías de un organismo público.

Recomendaciones para la realización de un contrato de alquiler:

Es importante que tanto propietario como inquilino tengan en cuenta ciertos aspectos a la hora de firmar un contrato de alquiler:

  • Hay que formalizar por escrito del contrato de arrendamiento.
  • Comprobar la titularidad del registro de la vivienda.
  • Es interesante comprobar que la persona que actúe en nombre del titular o propietario, tenga poder notarial suficiente para realizar la actividad.
  • Una vez firmado el contrato se supondrá el buen estado de la vivienda, salvo que haya prueba de lo contrario. Es por eso que es importante comprobar el estado de la vivienda y del mobiliario.
  • Cuando sean varios los que desean alquilar una vivienda es recomendable que consten todos en el contrato de alquiler.
  • Para complementar el seguro de alquiler, sería conveniente que la vivienda alquilada contase con un seguro de hogar que tuviera cobertura de daños y responsaibilidad civil.

Fuente: Mejores seguros