Estrategias de inversión a largo plazo

Joseph Piotroski

Joseph Piotroski

La inversión en bolsa es una materia totalmente subjetiva, lo que un inversor ve de una manera, otro inversor lo puede ver de la contraria y al revés. Por ello, cada inversor lleva a cabo su estrategia en función de lo que considera más importante a la hora de valorar una acción y en función de lo adverso o propenso que sea al riesgo. Por ello, en las inversiones a largo plazo existen multitud de teorías o técnicas para llevar a cabo la valoración de una empresa y así decidir si es momento de comprar acciones o no.

Warren Buffett y su estrategia de inversión

Warren Buffett está considerado como el mejor discípulo de Benjamin Graham y, posiblemente sea el mejor inversor de todos los tiempos. Warren Buffett normalmente realiza operaciones de inversión a largo plazo. Todas sus decisiones de inversión se basan en el “value investing”, además los pilares sobre los que fundamenta sus inversiones son los siguientes:

  • Comprar compañías con ventaja competitiva y sostenibilidad en el mercado. Para Warren la presencia de ventaja competitiva y poseer un monopolio de consumidores, no es suficiente. Para que Warren se interese por una empresa, la empresa tiene que tener ventaja sostenible en el tiempo.
  • Warren Buffett también se centra en el análisis del margen de seguridad a la hora de comprar acciones de una empresa. El margen de seguridad está considerado como uno de los elementos más importantes del value investing. El margen de seguridad se calcula como la diferencia entre el valor intrínseco de una acción y su precio de mercado. A su vez, el valor intrínseco de una acción se calcula, normalmente, actualizando los flujos de caja futuros que se espera que genere la acción.

El margen de seguridad es esencial para reducir el riesgo de las inversiones y aumentar su rentabilidad. Además de eso, el margen de seguridad influye en la rentabilidad futura de las inversiones, cuanto mayor sea el margen de seguridad mayor será la rentabilidad futura de una inversión.

Warren Buffett también basa sus inversiones en una serie de puntos básicos:

  • Fascinación por el mercado financiero.
  • Paciencia. Gran parte de éxito puede atribuirse a la inactividad. La mayoría de los inversores no resiste la tentación de comprar y vender constantemente, pero la piedra angular debe ser el letargo, rozando la pereza. Una de las frases más conocidas de Buffett es: “si no te puedes permitir mantener una acción durante 10 años, entonces, mejor no comprarla”. También afirma que “si no vas a poder ver caer un 50% de tu inversión sin pánico, no inviertas en el mercado de valores”.
  • Pensamiento independiente. No hay que dejarse influenciar por la masa, lo mejor que se puede hacer es operar según las ideas propias de cada uno y no dejarse llevar por las modas del momento.
  • Seguridad y confianza en las posibilidades de cada inversor.
  • Entrar en negocios de los que se conozca el funcionamiento a la perfección. A este respecto Warren nunca invirtió en las empresas punto com y por lo tanto no le enganchó la burbuja tecnológica de principios del siglo XXI, tampoco invierte en Microsoft, a pesar de la excelente relación de amistad que mantiene con Bill Gates.
  • Ausencia de diversificación. Para Warren Buffett la teoría tradicional de la diversificación es como el Arca de Noé: “Te dedicas a comprar dos de todo lo que se ponga al alcance y al final acabas con un Zoo en vez de un portfolio”.
  • Sólo posicionarse en el lado largo del mercado. Al igual que su maestro, Warren siempre mostró reticencia por atacar el lado corto del mercado y durante toda su trayectoria su dinero ha venido del lado largo y de los mercados al contado.

El Piotroski score

El Piotroski score es un método de valoración de la calidad de una empresa utilizando value investing, que permite al inversor analizar las mejores opciones para llevar a cabo una inversión a largo plazo. El método publicado por Joseph Piotroski incluye 9 requisitos, la información necesaria para llevar a cabo el análisis se puede obtener tanto de la cuenta de resultados como del balance de situación.

Cada punto que cumple una empresa suma 1 punto, la puntuación máxima posible es de 9, la empresa que obtiene dicha puntuación se considera como la empresa perfecta.

Evidentemente, encontrar empresas que alcancen los 9 puntos es muy complicado y, por tanto, Joseph Piotroski consideraba que las empresas que tuvieran una puntuación mayor que 7 podían incorporarse a la cartera de valores. Si la situación de la empresa empeora, también lo hará su puntuación; si pierde el umbral de 7 puntos dicha empresa tiene que ser vendida.

Los 9 puntos del Piotroski score son:

  • ROA positivo en el año actual.
  • Cash-Flow operativo positivo en el año actual.
  • ROA mayor que el del año anterior.
  • Cash-Flow operativo mejor que el Beneficio neto.
  • La deuda a Largo Plazo debe ser inferior a la del año anterior.
  • El Current ratio (Activos Corrientes / Deudas Corrientes) debe ser superior al del año anterior.
  • No haber habido ampliaciones de capital durante el año.
  • El margen bruto es mayor que el del año anterior.
  • La rotación de activos (Ventas / Activo total neto medio) debe ser mayor que la del año anterior.

La estrategia CAN SLIM

CAN SLIM es una filosofía de selección, compra y venta de acciones, desarrollada por William O’Neil, editor de Investors Business Daily. El éxito de este método se considera mayor en operaciones de inversión a largo plazo. Su nombre se debe a que es el acrónimo de cada uno de los puntos de esta estrategia de inversión.

C = Current earnings (Ingresos corrientes). Sólo se deben adquirir acciones cuyo beneficio por acción (BPA) en el último trimestre haya crecido respecto al del ejercicio anterior.

A = Anual earnings (Ingresos anuales). La empresa a elegir debe haber mostrado un buen crecimiento anual en cuanto a BPA durante los últimos cinco años.

N = New (Nuevo). O’Neil considera que una buena compañía es aquella que ha vivido cambios. Como cambios se pueden entender, el nombramiento de un nuevo equipo directivo, el lanzamiento de un nuevo producto, posicionarse en un nuevo mercado, o establecer un nuevo récord en el precio de las acciones.

S = Supply and Demand (Oferta y Demanda). La S representa la oferta y demanda. El análisis de la oferta y la demanda en el método de CAN SLIM sostiene que es más fácil para una empresa pequeña, con un menor número de acciones en circulación, mostrar beneficios excepcionales.

L = Leader or Laggard (Líder o Rezagado). es de vital importancia distinguir entre las empresas líderes del mercado y las que se sitúan por detrás. En cada industria, siempre están las empresas que dan grandes beneficios a los accionistas y las que se encuentran rezagadas. Una empresa puede parecer que tiene el mismo producto y modelo de negocio como otras del sector, pero no debemos invertir en esa empresa, simplemente porque las acciones parecen baratas o nos causa simpatía. Las acciones baratas son baratas por una razón, por lo general debido a que se encuentran rezagadas del mercado. Comprar ahora una acción de una empresa líder puede ser más caro ahora, pero valdrá la pena con el paso del tiempo.

I = Institutional Sponsorship (Patrocinio Institucional). O’Neil reconoce la importancia de las empresas con algún patrocinador institucional. Básicamente, este criterio se basa en la idea de que si una empresa no tiene ningún patrocinio institucional es por algún motivo. CAN SLIM sugiere que vale la pena invertir en una acción que tenga al menos tres patrocinadores institucionales. Sin embargo, hay que tener cuidado si una gran parte de las acciones de la compañía está en propiedad de instituciones. CAN SLIM reconoce que una empresa puede estar “sobrecomprada” y, cuando esto sucede, ya no es momento de comprar. Si una acción tiene muchos propietarios institucionales, cualquier tipo de malas noticias podrían desatar una espiral de ventas.

M = Market Dirección (Dirección del Mercado). Cuando se seleccionan las acciones en las que se va a invertir, es importante reconocer en qué tipo de mercado nos encontramos. No es lo mismo invertir en un bull market (alcista) o un bear market (bajista). Si los inversores no captan la dirección del mercado, pueden terminar invirtiendo contra la tendencia y comprometer sus ganancias o, incluso, perder de manera significativa.

Las máximas de Templeton para la inversión a largo plazo

Sir John Templeton fue el fundador, en 1947, de la organización Franklin Templeton Investments. Actualmente, está considerado como uno de los inversores más sensatos y respetados del mundo.

Lejos de seguir unas directrices basadas en ratios y porcentajes, como es el caso de otras estrategias de inversión a largo plazo, John Templeton seguía unos principios fundamentales que se basan en observar el comportamiento del mercado. Las máximas de Templeton son las siguientes:

  • Invertir para obtener beneficios reales: este es el verdadero objetivo de cualquier inversor a largo plazo.
  • Mantener la mente abierta: no se debe escoger nunca un tipo de activo de forma permanente; hay que saber vender títulos que están de moda y comprar los que no lo están.
  • No seguir nunca a la mayoría: Es imposible obtener beneficios superiores a los demás, si se compra lo mismo que compran los demás. Hay que comprar cuando otros venden desesperadamente y vender cuando otros deseen comprar.
  • En el mercado todo cambia: Los mercado alcistas y bajistas son temporales, las situaciones se suelen revertir a los 12 meses de tocar fondo o techo en el mercado.
  • Evitar las modas: demasiados inversionistas actuando de la misma manera a la vez pueden estropear cualquier método de selección por muy bueno que sea.
  • Aprender de los errores: no hay que insistir en un modelo de selección o procedimiento que ha funcionado mal en el pasado, ¿por qué debería ser diferente esta vez?
  • Comprar en épocas de pesimismo: la época de máximo pesimismo es el mejor momento para comprar y la época de máximo optimismo es el mejor momento para vender.
  • Busque valor y precios bajos: Es necesario realizar búsquedas de valor en el mercado para obtener la mayor rentabilidad. Las gangas se encuentran comprando lo que todos los demás están vendiendo.
  • Buscar en todo el mundo: la diversificación es esencial a la hora de invertir, no es sensato “poner todos los huevos en la misma cesta”.
  • Nadie lo sabe todo: el mercado sorprende todos los días del año, aquel inversor que dice saberlo todo, seguramente no sepa de nada.

Existen multitud de teorías de invertir a largo plazo, cada una se fundamenta en sus propias ideas. Un inversor puede seguir una teoría de inversión a largo plazo u otra, pero lo más importante es que cada inversor adapte la estrategia o lleve a cabo una estrategia propia, en función de las preferencias que tenga a la hora de valorar las acciones. No todos opinamos de la misma manera, así que cada uno debe seguir sus propios pensamientos e ideales a la hora de invertir.

Fuente: Rankia

Anuncios

Audiolibro: ‘El arte de hacer dinero’ de Mario Borghino

Audiolibro: 'El arte de hacer dinero' de Mario Borghino

Audiolibro: ‘El arte de hacer dinero’ de Mario Borghino

Categoría 'Planificación financiera' en ahorroactivo.wordpress.comEn este audiolibro será posible encontrar las herramientas necesarias para construir el liderazgo que nos permita alcanzar nuestra independencia financiera, y acumular lo suficiente para cuando nos llegue el momento de retirarnos de nuestra vida activa.

La independencia financiera consiste en que el dinero trabaje para nosotros, y no que nosotros trabajemos para el dinero.

Muchos problemas económicos no se explican por la falta de ingresos, sino por la indisciplina en sus gastos, y su incapacidad para ahorrar.

Descarga en: decidatriunfar.net

Seguro de Defensa Jurídica

Seguro de Defensa Jurídica

Seguro de Defensa Jurídica

Categoría 'Planificación financiera' en ahorroactivo.wordpress.comEn muchas ocasiones se tienen problemas administrativos, judiciales o simplemente una reclamación, y no tenemos conocimiento que muchas compañías de seguros ofrecen coberturas que pueden servirnos de ayuda. Existen los denominados seguros de prestación de servicios destinados a este fin.

Dentro de la modalidad de seguros de prestación de servicios se pueden distinguir varios tipos: Seguro de decesos, Seguro de asistencia en viajes y seguro de defensa jurídica.

¿Qué es el Seguro de Defensa Jurídica?

El Seguro de Defensa Jurídica está diseñado para proteger a la persona que lo contrata ante posibles juicios, querellas, pleitos, reclamaciones, y otro tipo de problemas que pueden surgir.

La cobertura principal que ofrece este Seguro de Defensa Jurídica, es la de sufragar los gastos que le puedan surgir a la persona asegurada ante cualquier proceso judicial o reclamación amistosa, tanto civil como penal, incluyendo la asistencia jurídica, y excluyendo (a no ser que se diga lo contrario) el pago de multas y cualquier tipo de indemnización derivado de sanciones impuestas por la autoridad judicial.

Mediante el pago de una prima, el Seguro de Defensa Jurídica, otorga al asegurado una prestación que cubre los gastos en los que éste incurre para su defensa. Hay que tener la seguridad de que se incluye el coste de estos gastos, ya que muchas compañías sólo ofrecen el asesoramiento, en este Seguro de Defensa Jurídica, mientras que los gastos corren a cargo de la persona que contrata el seguro. Entre los gastos que se cubren con el Seguro de Defensa Jurídica se incluyen:

  • Honorarios de los abogados.
  • Gastos de notaría.
  • Honorarios de los peritos.
  • Costes judiciales.
  • Constitución de fianzas penales necesarias para obtener la libertad profesional del asegurado.

¿Qué tipos de Seguros de Defensa Jurídica existen?

Seguro para el conductor de automóvil: Este tipo de seguros cubre la defensa del conductor y de cualquier ocupante ante cualquier percance que éste pueda sufrir. Además puede incluir la cobertura de que en caso de pérdida de puntos del carnet de conducir, al asegurado se le indemnice con un pago mensual (mientras dure la sanción, siendo el máximo de 1 año) que cubra las pérdidas que puedan venir ocasionadas por la retirada del permiso de circulación.

Seguro privado o familiar: Incluye la defensa al asegurado en temas como los daños personales sufridos por éste o por su familia, prestación económica en caso de divorcio, infracciones administrativas, elaboración de contratos o documentos.

Seguro para empresas o autónomos: Permite la reclamación de honorarios y facturas impagadas incluyendo las gestiones extrajudiciales. Ofrece la defensa al autónomo y a la empresa en cuánto a los derechos respecto a las prestaciones sociales, la defensa del local comercial ante posibles daños o inspección de trabajo.

Seguro para comunidades de propietarios: Mediante esta cobertura se presta ayuda a los vecinos de una comunidad, pudiéndose reclamar en caso de incumplimiento en la prestación de servicios, en caso de daños en el inmueble o por ejemplo en caso de impago de la cuota de la comunidad.

Somos muchos los que no conocíamos este tipo de seguros que en más de una ocasión nos ahorrarían tiempo y dinero. Todos estos tipos de Seguros de Defensa Jurídica ofrecen coberturas que pueden beneficiar a los asegurados, y por lo general no suelen tener precios elevados.

Fuente: Mejores seguros

Plan de pensiones y Plan de Jubilación

Plan de pensiones y Plan de Jubilación

Plan de pensiones y Plan de Jubilación

Categoría 'Ahorro puro y duro' en ahorroactivo.wordpress.comLa mayoría de las personas tratan de ahorrar para posibles imprevistos que les surjan en el futuro, para ello acuden a las diferentes entidades financieras con tal de contratar un producto que les permita ahorrar y obtener una rentabilidad. Uno de los productos estrella que se suelen ofertar son los Planes de Pensiones y los Planes de Jubilación. Aquí vamos a tratar de comentar las características de cada uno de ellos.

Los Planes de Pensiones

Los Planes de Pensiones son un activo de previsión a largo plazo que normalmente se vincula a la jubilación aunque también se caracteriza por facilitar a aquellos que cuentan con este producto de ciertas eventualidades como la superviviencia, incapacidad permanente, dependencia o el fallecimiento.

A la hora de adquirir un Plan de Pensiones, el solicitante ha de firmar un contrato en el cual figuran los derechos y las obligaciones de las dos partes (el oferente y el demandante del plan). Los derechos que se obtiene de un Plan de Pensiones son las prestaciones económicas, en cambio, las obligaciones son las aportaciones que el cliente debe realizar al mismo.

La finalidad de los Planes de Pensiones es complementar (en ningún caso sustituir) las prestaciones provinientes de la Seguridad Social. Estamos ante un producto de carácter voluntario.

En cuanto a los principios que caracterizan a los Planes de Pensiones como activos de ahorro son la no discriminación, el sistema de capitalización, la irrevocabilidad de las aportaciones, la atribución de derechos y la integración obligatoria en un fondo de pensiones.

Por otro lado, los Planes de Pensiones se dividen en diferentes categorías dependiendo de la entidad promotora y quiénes son los partícipes:

  • Plan de Pensiones, Sistema de Empleo: el promotor del plan es una empresa o sociedad y sus partícipes son sus empleados.
  • Plan de Pensiones, Sistema Asociado: el promotor es una asociación o sindicato y sus partícipes cualquier persona física.
  • Plan de Pensiones, Sistema Individual: el promotor es una entidad financiera y sus partícipes cualquier persona física.

Los Planes de Pensiones se podrán anticipar por jubilación a partir de los 60 años del depositario en caso de que ya no se encuentre activo en el mundo laboral, no sea catalogado como jubilado o se encuentre desempleado a consecuencia de un expediente de regulación de empleo. Además, también se podrá rescatar el Plan de Pensiones en el caso de enfermedad grave o desempleo sin derecho a prestación.

Hay que tener en cuenta que a la hora de realizar aportaciones a un Plan de Pensiones, se podrá reducir directamente de la base imponible general del IRPF las aportaciones realizadas a su plan con el límite máximo de la menor de las siguientes cantidades:

  • 10.000 € anuales (con edad igual o superior a 50 años 12.500 euros).
  • 30% de la suma de sus rendimientos netos del trabajo y actividades económicas percibidos individualmente en el ejercicio (con edad igual o superior a 50 años, el 50%).

Estos límites son conjuntos para todas las aportaciones realizadas a sistemas de previsión social.

Si deseamos adquirir un Plan de Pensiones, podemos acudir a cualquier oficina de las principales entidades financieras.

Los Planes de Jubilación

Los Planes de Jubilación son un seguro de vida mediante el cual el asegurado obtiene un capital en caso de jubilación o fallecimiento. Para poder adquirir un Plan de Jubilación hay que acudir a una compañía aseguradora o en una entidad financiera que ejerza de intermediaria con la compañía de seguros.

Por otro lado, la fecha a partir de la cual el asegurado empiece a recibir las aportaciones no tiene por qué coincidir con la fecha de jubilación.

A diferencia de los Planes de Pensiones, los Planes de Jubilación permiten la cancelación o el rescate parcial del mismo sin penalización alguna. Además permite volver a poner en marcha el plan en el futuro.

Cabe destacar el hecho de que el capital que se percibe en caso de jubilación es distinto al que se percibiría si se produjese un fallecimiento.

En cuanto a las desventajas de los Planes de Jubilación encontramos que no cuentan con desgravaciones fiscales, y poseen una menor rentabilidad.

Fuente: Mejores Opiniones

¿Es la innovación financiera dirigida a los pequeños inversores beneficiosa para ellos?

¿Es la innovación financiera dirigida a los pequeños inversores beneficiosa para ellos?

¿Es la innovación financiera dirigida a los pequeños inversores beneficiosa para ellos?

Las tristemente famosas participaciones preferentes, los ‘depósitos estructurados’, o las hipotecas denominadas en divisas extranjeras, son algunos ejemplos de innovaciones financieras recientes puestas a disposición de los pequeños inversores españoles. En esta entrada me gustaría aclarar cómo las innovaciones financieras pueden beneficiar a los pequeños inversores, para luego evaluar si estos potenciales beneficios se han materializado en el caso de algunas de estas innovaciones recientes.

Un contrato financiero es, esencialmente, una forma de transferir consumo en el tiempo y entre distintos posibles escenarios futuros (o ‘estados de la naturaleza’ en la jerga económica). Por ejemplo, supongamos que Juan tiene hoy un empleo, pero le preocupa perderlo el año que viene. Supongamos también que el único producto de inversión al que Juan tiene acceso es un depósito a plazo, el cual le da la posibilidad de depositar parte de su salario en una entidad financiera a cambio de recibir una determinada cantidad de dinero el año que viene. Este depósito permite a Juan transferir parte de su consumo de hoy al año que viene. Esta posibilidad es atractiva para Juan, porque no está claro que el año que viene vaya a tener el ingreso necesario para realizar ese consumo de otro modo.

Ahora bien, la razón por la que Juan quiere transferir consumo al año que viene es el riesgo de perder su empleo. Si no lo pierde, no le haría tanta falta ese dinero ahorrado, mientras que le sería esencial si lo pierde. Un producto de inversión que ofreciera una alta rentabilidad si Juan pierde su empleo, a cambio de una rentabilidad menor si no lo pierde, permitiría a Juan transferir consumo entre estados de la naturaleza de manera no posible con el depósito a plazo, por lo que se consideraría una innovación financiera. Más aún, esta innovación financiera sería potencialmente beneficiosa para Juan.

¿Son los depósitos estructurados o las hipotecas en divisa extranjera innovaciones financieras que permitan satisfacer demandas de los hogares relativas la transferencia de consumo entre estados de la naturaleza?.

Los depósitos estructurados tienen distintas formas, pero, generalmente, garantizan el 100% del capital invertido y su rentabilidad depende del comportamiento de uno o varios activos. Por ejemplo, un depósito estructurado comercializado a día de hoy por una entidad financiera española ofrece, básicamente, la devolución del capital invertido en un plazo de 18 meses más un interés que es mayor si los precios de las acciones tanto de Telefónica como de Inditex son mayores al vencimiento que en la fecha de suscripción y menor si alguno de los dos precios es menor. ¿Qué hogares están interesados en transferir consumo de escenarios en los cuales o bien a Inditex o bien a Telefónica les va mal a escenarios en los cuales a las dos empresas les va relativamente bien?.

Si pensamos en las hipotecas en divisa extranjera: ¿Qué parejas jóvenes estarían interesadas en que las cuotas de su hipoteca (y, por tanto, su consumo) dependan de la cotización del yen?. ¿A qué riesgo estarían expuestas estas parejas contra el que este instrumento financiero les permitiría asegurarse?.

Ahora bien, que estas innovaciones no satisfagan necesidades de transferencia de consumo entre estados de la naturaleza no implica que sean perjudiciales para los ahorradores. Por el contrario, estas innovaciones podrían ser beneficiosas para los ahorradores si éstos recibieran una compensación atractiva por el riesgo al que se exponen al invertir en ellas. De hecho, el reclamo de las hipotecas en yenes en España era, precisamente, el que se ofrecían a tipos de interés menores.

El problema es que, en muchos casos, a los inversores individuales les es extremadamente difícil determinar el riesgo de productos financieros relativamente complejos y si la compensación que están recibiendo por asumir ese riesgo es suficiente. ¿Cuál es la probabilidad de que los precios de las acciones de Inditex y Telefónica hayan subido a fecha de vencimiento?. ¿Cuándo le será más útil (y cuánto más) el dinero al ahorrador: si el precio de las dos acciones sube o si baja alguno?. Por tanto, podría darse el caso de que inversores individuales acepten compensaciones insuficientes por el riesgo. El problema podría magnificarse si algún intermediario descuidado no detectara esta mala evaluación del riesgo por parte de los inversores individuales (y por tanto no les alertara de ella) o, peor aún, si alguno malicioso sí se apercibiera de esa subestimación del riesgo e intentara aprovecharse de ella mediante un marketing agresivo de la innovación financiera.

¿Qué evidencia tenemos acerca del impacto sobre los inversores individuales de la aparición de innovaciones financieras como las descritas?. No mucha y no muy positiva, como ilustra un artículo de Brian J. Henderson y Neil D. Pearson en el que estos investigadores analizaron unos productos financieros llamados SPARQS, introducidos en EE.UU. en 2001 y similares a un depósito estructurado, y encontraron un resultado impactante: los inversores minoristas que adquirían estos productos financieros estaban pagando por ellos un 8% más que su valor (en concreto, era posible crear una combinación de activos que generara los mismos pagos que los SPARQS -por tanto, con el mismo riesgo y rentabilidad esperada- por un coste de 100 euros, mientras que la entidad emisora cobraba a los inversores 108 euros por los SPARQS). Este margen es bastante sorprendente, pero más aún lo es el que, bajo supuestos razonables acerca del comportamiento de las acciones que determinaban la rentabilidad de los SPARQS, el rendimiento esperado de éstos era, de hecho, menor que el que podía ofrecer un activo sin riesgo. Puesto que los posibles beneficios en términos de transferencia de riesgo entre estados de la naturaleza provenientes de los SPARQS podrían ser, con suerte, pequeños, Henderson y Pearson concluyen que no parece posible que los SPARQS fueran adquiridos por inversores conocedores del riesgo de estos instrumentos financieros. Otros investigadores han encontrado resultados generalmente negativos acerca de los beneficios de productos estructurados para los inversores individuales.

Estudios como los de Henderson y Pearson aportan evidencia indirecta de que los pequeños inversores no son conscientes de los riesgos a los que se exponen al invertir en innovaciones financieras. El aluvión de procesos judiciales en España, en los que los inversores en preferentes o deudores de hipotecas en moneda extranjera han argumentado que no fueron alertados suficientemente del riesgo al que se exponían, puede considerarse (dada la frecuencia de las sentencias en favor de los inversores) como evidencia directa de ese desconocimiento, así como de los potenciales incentivos perversos de las entidades financieras.

Por supuesto, no todas las innovaciones financieras han sido perjudiciales para los hogares. Por ejemplo, las tarjetas de crédito (si bien pueden generar problemas de sobre-endeudamiento a algunos hogares) o los fondos de inversión (aunque reporten beneficios menores que los que uno esperaría) es probable que hayan constituido un beneficio neto para los inversores.

No obstante, los casos ilustrados en esta entrada sugieren que la regulación de la innovación financiera dirigida a pequeños inversores puede ser sustancialmente mejorada.

Fuente: fedeablogs.net

Entrevista a Raimon Sansó: Educación financiera

Categoría 'Planificación financiera' en ahorroactivo.wordpress.comLos ricos tienen una educación financiera sobre el dinero que les permite crear rqiueza. Lo primero que saben los ricos que no saben los demás, es que coleccionan activos, fuentes de ingresos propios, mientras que una persona arruinada colecciona pasivos.

Antes de invertir en activos hay que crear un flujo potente de ingresos.

La mejor inversión que puede hacer una persona es en uno mismo: en su talento, en su negocio, en lo que tu sabes,… también en su formación.

Vivir como un rico sin serlo, es un mal hábito financiero que está instalado en nuestra sociedad.

Otro mal hábito es endeudarse.

El ahorro no es una estrategía sofisticada para la riqueza, ya que los tipos de interés están bajas. Sin embargo, el ahorro está justificado para ser invertido.

Las personas deberían tener ahorrado, al menos, un importe equivalente a los gastos cubiertos durante un año, ya que eso aporta seguridad.

Es falso cuando nos dicen que los problemas del dinero se solucionan con más dinero, mientras que lo que no nos dijeron es que los problemas del dinero se solucionan con imaginación.