Monedas de cambio

Categoría 'Autosuficiencia' en ahorroactivo.wordpress.comPuma, Zoquito, Eco, Res, Boniato, Ecosol, Expronceda… Así se llaman algunos de los sistemas de pago que hoy utilizan en España asociaciones, cooperativas o redes de empresas y autónomos para intercambiar productos y servicios. Son sistemas monetarios con objetivos sociales, medioambientales o comerciales y están pensados para dinamizar las economías locales. En Monedas de cambio, un documental íntegramente producido por Televisión Española (TVE), mostramos varias experiencias que están dando un vuelco al concepto actual del dinero.

Dogecoin, Litecoin, Peercoin… ¿tienen sentido las alternativas a Bitcoin?

Dogecoin, Litecoin... ¿tienen sentido las alternativas a Bitcoin?

Dogecoin, Litecoin, Peercoin… ¿tienen sentido las alternativas a Bitcoin?

Categoría 'Nuevas Tecnologías' en ahorroactivo.wordpress.comDesde el éxito de Bitcoin han surgido muchas ‘copias’ de divisas puramente digitales. Litecoin le sigue en popularidad, y Dogecoin también está teniendo su momento. Y como éstas hay muchas más (Namecoin, Peercoin, StableCoin, Mastercoin…). ¿Tienen sentido?. ¿En qué se diferencian?. ¿Tendrán futuro?. ¿Dejarán relegada a Bitcoin?.

¿Qué diferencias hay entre Bitcoin y otras monedas virtuales?

Las principales diferencias que hay entre Bitcoin y otras como Litecoin y Dodgecoin son puramente técnicas. De hecho, algunas diferencias son muy sutiles, sólo a efectos de implementación y de las que poco se darán cuenta los usuarios finales.

Esto es similar a una moneda real: existen muchas en el mundo y para cada una de ellas se decide si es divisible (con o sin céntimos), si los billetes y monedas tienen un mecanismo u otro de seguridad, etc… La diferencia es que las monedas virtuales no tienen emisor, son puramente descentralizadas en una red P2P.

En el caso de las divisas descentralizadas y virtuales la principal diferencia técnica está en el algoritmo de hash usado para la comprobación de la transacción. Bitcoin (y por ejemplo Peercoin y Namecoin) usa SHA-256. Es un hash muy popular pero tiene un inconveniente para el dinero P2P, y es que es muy fácil hacer ataques masivos con ASICs. Esto no quiere decir que Bitcoin no sea una moneda virtual segura, sino que puede llegar a ser rentable ser mineros con hardware de propósito específico.

Litecoin fue la primera moneda que cambió el algoritmo de hash, y usó scrypt, con lo que en teoría es menos rentable ser minero profesional con esta moneda (aunque hay quien dice que la implementación es mala y esto no es del todo cierto). Dogecoin también usa scrypt como algoritmo de hash.

¿Por qué no queremos que haya mineros profesionales?. Muy sencillo. La idea de la minería es que no sea un trabajo en sí, lo que queremos es que haya gente que se dedique a verificar transacciones, cobrando comisión por ello (por eso cuando haces una transferencia de estas monedas conviene dejar una ‘propina’ o la transacción nunca llegará a ejecutarse) y de vez en cuando a estos verificadores, además, les aparecerá dinero de la nada, para aumentar la base monetaria. Casi todas estas monedas son deflacionarias, así que llega un momento en que deja de aparecer dinero de la minería y los mineros pasan a ser puros comisionistas.

Lo que intentan Litecoin y Dogecoin es que no haya minería profesional sino verificadores de transacciones profesionales que no huyan despavoridos cuando la base monetaria de estas divisas lleguen a su tope establecido en el diseño inicial. Usando scypt conseguimos que cualquiera con un PC sea competitivo y los verificadores estén más distribuidos que con monedas basadas en SHA-256.

La otra diferencia que hay entre divisas virtuales es el tiempo que hay entre confirmación de las transacciones. En Bitcoin es de 10 minutos, con lo que es sensible a un ataque de doble gasto (es decir, un intento de gastar el mismo dinero en dos transacciones). En Litecoin es de 2,5 minutos y en Dogecoin de 1 minuto, por poner algún ejemplo.

¿Por qué hay tantas monedas virtuales?

La gran pregunta es por qué hay tantas monedas virtuales, por qué cada poco tiempo surgen más monedas que además acaparan los medios y las inversiones. Personalmente creo que hay dos motivos bien diferentes: uno bueno y uno malo para la salud de las divisas P2P en general.

El primer motivo es que la experiencia nos dice los fallos que hay en Bitcoin y surgen nuevas divisas que intentan corregir estos fallos. Por ejemplo, el excesivo enfoque a ser minero en Bitcoin no es positivo y las nuevas divisas intentan evitarlo. Otro ejemplo es que las transacciones sean más rápidas. Y un tema no muy comentado es el anonimato: en Bitcoin las transacciones son públicas, así que puedes ver el trayecto del dinero. Es complicado ser anónimo en esta red y por ejemplo Zerocoin lo intenta solucionar (primero como una extensión a Bitcoin pero ahora como una divisa independiente). Todo esto me parece positivo.

Pero existe otro motivo y es que los primeros, los early adopoters, tienen más probabilidades de ganar mucho dinero si la divisa se populariza. Por eso oímos casos de gente que ha ganado muchísimo dinero en Bitcoin. Al principio la minería daba mucho dinero, y conforme pasa el tiempo cada vez es más complicado. Muchas monedas surgen, creo yo, con la intención de dar un pelotazo, y si no son sus fundadores, al menos los primeros impulsores. Esto no ayuda a que deje de verse estas monedas como un nicho de especuladores buscando beneficio rápido.

Mi impresión es que veremos muchas de estas monedas en el futuro, casi todas sin éxito, debido a los dos factores anteriores más la facilidad de creación. Crear una nueva moneda es relativamente sencillo (técnicamente es un tema complejo, pero una vez comprendido básicamente es programar y colgar el software en Internet), es decir, la barrera de entrada a nuevas monedas es muy baja. Y luego tenemos a gente que piensa que todas las que hay en circulación tienen algún defecto y es necesario crear otra, más la gente que quiere entrar en estas monedas recién nacidas y promocionarlas para forrarse.

Al final lo importante de un divisa virtual es el volumen de transacciones y usuarios, y en este aspecto Bitcoin gana de largo. Esto es similar a una red social. Crear una es relativamente sencillo, lograr un número de usuarios significativo no tanto. Muchas cierran y Facebook sigue ahí.

¿Y qué hay de las tiendas?

Uno de los problemas que hay con estas divisas es que las tiendas acepten su pago. Y claro, si ya es complicado que acepten Bitcoin, la más popular, del resto es mejor ni hablar. Al final si lo que queremos es usar una de estas monedas como medio de pago lo normal es quedarnos con la más popular o las dos/tres más populares, ya que de tener éxito serán las que sean aceptadas generalmente.

De todas formas ahora mismo es complicado que las tiendas las acepten ya que hay una volatilidad muy alta. No puede ser que un día Bitcoin valga 500 dólares y a la semana el doble, no hay forma de fijar los precios de una forma coherente (a no ser que el pago a proveedores y empleados también sea en Bitcoin, cosa que estamos lejos de ver).

Hay un aspecto operativo que diferencia claramente estas monedas de las monedas de curso legal. Aunque ambas se basan en la escasez y en la confianza, las monedas de curso legal son las únicas que se pueden usar para el pago de impuestos. Es decir, los Estados siguen teniendo un arma muy importante para la defensa de sus divisas. Aquí todas las alternativas a Bitcoin están igualadas, ninguna es (ni previsiblemente será) aceptada por los distintos Estados.

Eso sí, lo mismo puede decirse del oro. Tiene un valor en los mercados internacionales (de hecho un valor muy alto) y se usa muchas veces como refugio, pero nadie (ni los Estados) lo aceptan como pago. Es muy posible que las divisas P2P se acaben convirtiendo en algo parecido al oro, un valor refugio, escaso, que tiene un valor debido a la demanda constante y sostenida.

La verdadera diferencia: Peercoin

Hay una diferencia económica en una de las monedas (no sé si surgirán más de este estilo en el futuro, seguro que sí) que personalmente me parece muy relevante. Todas menos una de las monedas son deflacionarias. Es decir, hay un número máximo de monedas que estarán en circulación. Cuando se alcance ese número (21 millones de Bitcoin, 84 millones de Litecoin o 100 millones de Dodgecoin) no se creará más moneda. Si sigue entrando gente y dinero en el sistema, el sistema monetario será deflacionario (es decir, los productos y servicios en estas divisas costarán cada vez menos) lo cual podría tener consecuencias negativas en la economía real si estas divisas fueran las de uso habitual.

Hay quien dice que esto es positivo ya que uno de los males económicos de la década pasada fue la creación sin control de dinero por la reserva fraccionaria de los bancos y la locura crediticia que vivimos fomentada por los Bancos Centrales y los tipos de interés bajos. Con este tipo de monedas eso no podría pasar.

En cambio hay una moneda, Peercoin, que no tiene límite en la creación de moneda y lo que hace es tener una inflación fija de un 1% anual. Esto hace que sea más sostenible para el futuro como medio de pago ya que estamos acostumbrados a que los precios suban, no a que bajen.

Monedas virtuales, están aquí para quedarse

Las monedas virtuales alternativas a Bitcoin están aquí para quedarse. De hecho vamos a ver muchas en el futuro, ya sea por aspectos técnicos o por especulación pura y dura. Pero la viabilidad de estas monedas estará en la base de usuarios que tengan.

Veo complicado que estas monedas se impongan como medio de pago, el primer paso debería ser Bitcoin, que es la más popular, pero con la volatilidad actual es complicado fijar los precios. De momento son divisas refugio, y si hay un consenso en que tienen valor (y este consenso es persistente), entonces podrían llegar a algo más.

Fuente: muchobitcoin.blogspot.com

Bitcoin: El futuro de la internacionalización del patrimonio

Bitcoin: El futuro de la internacionalización del patrimonio

Bitcoin: El futuro de la internacionalización del patrimonio

Categoría 'Nuevas Tecnologías' en ahorroactivo.wordpress.comLos países del mundo están perplejos frente al bitcoin, y con razón.

El bitcoin no permite los impuestos y la regulación que las autoridades gubernamentales necesitan para poder mantener su dominio. Además, bitcoin se ofrece a la creatividad e innovación, dos cosas que ponen muy nerviosos a los gobiernos cuando provienen de la población.

Poco se ha dicho sobre la regulación de las divisas digitales. Lo que sí que se ha dicho es confuso desde un punto de vista práctico, y poroso desde la perspectiva legal. Sospecho que las regulaciones que han ido apareciendo irán siendo modificadas a medida que los estados se den cuenta de que sin bitcoin están en desventaja en frente a una de las innovaciones tecnológicas y económicas más importantes de la historia.

Esto es lo que está sucediendo en Reino Unido, al menos.

La Hacienda británica ha comunicado a los vendedores de bitcoins que está buscando alternativas al Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA) en las ventas de bitcoin. El IVA en el bitcoin significa que cada vendedor tiene que pagar 148 euros cada vez que venda un bitcoin. Eso es absurdo, y además pone en desventaja a cualquier vendedor de bitcoins británico en comparación con los demás vendedores de bitcoin del mundo.

En Reino Unido, el gobierno ha considerado el bitcoin como cupón (mercancía) y no como divisa, así que se le aplica el IVA.

El cambio de tono de la hacienda británica viene a partir de las quejas de los vendedores sobre que el IVA incapacita a sus negocios frente a la competencia extranjera. En muchos casos los vendedores no han decidido salirse del mercado de bitcoins, sino que han decidido cambiar de jurisdicción e instalarse en una más favorable. Sea lo que sea lo que decida la Hacienda británica, lo mejor que pueden hacer los vendedores de bitcoins es internacionalizar sus patrimonios y beneficiarse de menores impuestos y burocracias menos invasivas.

Las Haciendas de todo el mundo están pensando cómo sacar su tajada bajo el pretexto de que es para ‘el bien común’ de la economía del bitcoin, mientras intentan disminuir el riesgo de la evasión fiscal. De todas formas, es mucho más fácil de decir que de hacer.

La Hacienda estadounidense fue criticada este mes por un organismo de control interno que declaró que ‘la falta de respuestas claras a preguntas básicas’ sobre divisas digitales inducía a la evasión fiscal.

Las guías fiscales de Singapur hablan de gravámenes al comercio de bitcoin.

En Reino Unido, el fisco está mirando de reclasificar el bitcoin como dinero privado, lo que ya ha pasado en Alemania. Eso reduciría el IVA en las transacciones a sólo la comisión cargada por las casas de cambio de bitcoin.

Muchos británicos esperaban que Hacienda se fijara en Finlandia, por ejemplo.

En Finlandia, se legisló que el bitcoin no se ceñía a la definición de divisa ni de forma de pago electrónica. En cambio, el software responsable de hacer que bitcoin funcione es una materia prima, como el oro.

Alrededor del mundo los legisladores mantienen distintas maneras de clasificar bitcoin. Pero todos están de acuerdo cuando se trata de legislar y gravar bitcoin.

El Banco Central de China prohibió a los bancos operar con bitcoins, mientras la Hacienda de los Estados Unidos de momento sólo ha dicho que está trabajando en el tema del bitcoin y que lleva desde 2007 ‘monitorizando’ divisas digitales.

Bitcoin: ¿Tan bueno como el oro?

Estamos viendo que el bitcoin soluciona la mayoría de los problemas con los que se encuentran quienes intentan exportar/importar oro y plata.

En los últimos diez años, y especialmente durante los últimos cinco, el oro ha atraído la atención de los medios de comunicación y de los inversores como refugio definitivo.

Durante el último año otra opción ha ganado protagonismo: el bitcoin, ha sido objeto de estudio en diversos editoriales de los diarios financieros más importantes del mundo, así como en investigaciones académicas de universidades de renombre.

Sencillamente, bitcoin es un avance tecnológico. Es moderno, cómodo, y reúne las características necesarias para que sea considerado dinero.

Una de las mayores ventajas del bitcoin como opción para internacionalizar el patrimonio es que existe sólo como archivo de ordenador. Esto lo convierte en absolutamente duradero y fácil de llevar (o recuperar) a cualquier lugar del mundo.

En otras palabras, usted no tiene que enterrar sus bitcoins en su jardín para entonces desenterrarlos cuando los necesite, como pasa con el oro y la plata. Los bitcoins son mucho más discretos y cómodos que los metales preciosos. Además, nadie quiere tener que tomar centenares de vuelos para poder sacar el oro del país. ¿Mandar los metales preciosos por correo?. Querrá asegurar el oro, para empezar. Y sin duda, usted tendrá que confiar a un tercero su fortuna (UPS, FedEx, Seur, Dhl, si es que permiten enviar metales preciosos al lugar que usted quiera mandarlos).

El hecho de que el bitcoin no sea algo tangible le confiere propiedades especiales; propiedades de las que ni el oro ni la plata disponen. No se necesita de un intermediario para transportar los bitcoins por el mundo. El que sea intangible permite que sea usado en nuestra economía digital moderna de muchas más formas que el oro y la plata.

El oro y la plata son dinero, pero el bitcoin es, sencillamente, dinero extraordinario. Incluso Milton Friedman previó el día en que el bitcoin reduciría el papel de los gobiernos. Como Friedman dice: la cosa que nos falta, pero que pronto será creada, es una moneda electrónica fiable. Un método a través del cual uno pueda transferir dinero por internet…

Al fin y al cabo, parece ser que el bitcoin ha llegado con retraso. Internet es una de las tecnologías más rompedoras de todos los tiempos, incluso más que la imprenta de Gutenberg. No sólo permite que la gente lea libros, como permitió la imprenta de Gutenberg, sino que permite que la gente escriba libros y que sus pensamientos sean escuchados.

¿Qué hace del bitcoin algo tan poderoso?. Pues que el bitcoin hace de internet todavía más fácil de usar. Y no sólo eso, también revoluciona una práctica que lleva haciéndose miles de años: revoluciona el comercio. Esa es la razón por la cual bitcoin (y otras cripto-divisas), como tecnología, es el futuro de la internalización de bienes.

Fuente: dollarvigilante.com

Finlandia valora el bitcoin como una materia prima y no como moneda virtual

Finlandia valora el bitcoin como una materia prima y no como moneda virtual

Finlandia valora el bitcoin como una materia prima y no como moneda virtual

Categoría 'Nuevas Tecnologías' en ahorroactivo.wordpress.comNi moneda virtual ni forma de pago electrónico. El Banco de Finlandia ha decidido categorizar al bitcoin como una commodity.

‘Teniendo en cuenta la definición de moneda oficial según lo establecido en la ley, no es eso. Tampoco es un instrumento de pago, ya que la ley estipula que un instrumento de pago debe tener un emisor responsable de su funcionamiento’, señala Paeivi Heikkinen, jefe de supervisión del Banco de Finlandia, en una entrevista con Bloomberg. Así las cosas, en la actualidad, piensa, es mucho más correcto tratarlo como una materia prima.

Finlandia es el último país que trata de luchar con el advenimiento de las monedas virtuales que no están controladas por un banco central o un gobierno. Las autoridades trabajan en el diseño de un marco que permita proteger a los consumidores y a las empresas de pérdidas asociadas a este tipo de monedas.

Sobre el bitcoin también se pronunció hace poco Noruega, que considera que la divisa virtual no se puede considerar una moneda real. ‘El bitcoin no se encuadra en la definición usual de dinero o moneda’, aseguró Hans Christian Holte, director general de tributos de Noruega, en una entrevista.

La EBA alerta sobre el bitcoin

Recientemente también la Autoridad Bancaria Europea (EBA) alertó a los consumidores de una serie de riesgos que presenta la compra, la posesión o las operaciones comerciales con divisas virtuales, como el bitcoin, que podrían hacerles perder su dinero.

‘Los consumidores no están protegidos por la regulación cuando utilizan divisas virtuales como medio de pago y podrían correr el riesgo de perder su dinero’, advierte la autoridad europea, que también añade que no existen garantías de que su valor sea estable.

Fuente: eleconomista.es

El bitcoin 2.0

El bitcoin 2.0

El bitcoin 2.0

Categoría 'Nuevas Tecnologías' en ahorroactivo.wordpress.comEn el 2014 será el año en el que la cadena de bloques muestre todo su potencial. El bitcoin es una tecnología que permite que todos los ciudadanos del mundo puedan establecer un consenso sobre quién es dueño de qué, sin necesidad de terceras partes centralizadas. Esta tecnología presenta multitud de funcionalidades, y el bitcoin sólo es la primera de ellas.

Si nos olvidamos del bitcoin y nos centramos exclusivamente en la tecnología, encontramos un gran número de nuevas posibilidades. Por ejemplo, si podemos tener un libro de contabilidad descentralizado en el que conste quién es dueño de qué activos, ¿para qué queremos índices bursátiles descentralizados?.

Se trata de una confianza descentralizada, todo aquello que requiera confianza (abogados, banqueros, registradores, corredores de bolsa,…) puede ser incorporado a la cadena de bloques, lo que nos permitirá deshacernos de los intermediarios, y que la curva de precios caiga hasta casi cero.

El bitcoin 2.0 ya está listo para su lanzamiento

La idea principal en la que se fundamenta el proyecto de las monedas de color es la posibilidad de aplicar valores secundarios a algunos bitcoines de la cadena de bloques, unos valores secundarios que pueden emplearse para crear divisas digitales completamente nuevas y respaldadas por activos del mundo real. Por ejemplo, pongamos que una persona guarda oro en su casa. Pues bien, esa persona podría tomar 5 satoshis (0,00000005 bitcoines) y decir que cada uno de ellos equivale a un gramo de oro que guarda en casa. Luego esta persona podría intercambiar los 5 satoshis, cada uno de ellos respaldado en un gramo de oro, en el mercado descentralizado de la cartera chromawallet, que utiliza monedas de color, lo que significa que podría cambiar instantáneamente oro por bitcoines, dólares, euros o cualquier otra divisa que se cree en dicha cartera. Y de la misma manera se podría crear acciones para las empresas,… puede ser lo que uno quiera.

El bitcoin presenta también otra nueva utilidad: las transacciones abiertas. Otros aspectos interesantes de los mastercoines son la descentralización de los intercambios de apuestas y la utilización de contratos para diferencias con el fin de crear divisas que no necesiten depender de terceros para contar con una garantía física. Cabe destacar que las monedas del protocolo mastercoin que se encuentran en esa capa tienen su propio valor, independiente del de los bitcoines, lo que significa que los mastercoines también constituyen una moneda alternativa. Hay otras características interesantes que se están añadiendo al protocolo mastercoin, como la capacidad de marcar monedas en una cuenta de ahorros en la que los pagos pueden ser devueltos en caso de efectuarse sin el permiso del titular.

¿El futuro de Bitcoin?: Más como un medio de pago que como divisa

¿El futuro de Bitcoin?: Más como un medio de pago que como divisa

¿El futuro de Bitcoin?: Más como un medio de pago que como divisa

Categoría 'Nuevas Tecnologías' en ahorroactivo.wordpress.comSerá difícil que los usuarios de Bitcoin olviden el 2013, un año en el que la divisa virtual dejó de ser un asunto de ‘frikis’ tecnológicos para convertirse en titular de noticias y objeto de debate entre gobiernos, empresas y compradores. No está muy claro qué deparará el futuro, aunque el mayor centro financiero del mundo, Wall Street, va teniendo una idea de lo que será Bitcoin. Un medio de pago más que una auténtica divisa, según publica Bloomberg.

Los partidarios de Bitcoin la ensalzan por su facilidad de uso en transacciones y por el hecho de no estar sujeta a las fluctuaciones del mercado de divisas, dominado muchas veces por decisiones de los gobiernos que afectan a las monedas. Los detractores no ven así las cosas y hablan de peligros potenciales relacionados con posibles estafas y uso fraudulento. Por eso, China ha instado a sus bancos abstenerse de operar con la moneda y la ha prohibido en las transacciones ‘online’ realizadas en el gigante Alibaba. Y Dinamarca prepara cambios legales para atar en corto a Bitcoin, mientras que Noruega directamente ha dicho que no es dinero real.

Bitcoin está concebida precisamente como una divisa libre e independiente del poder establecido, permitiendo transacciones directas entre sus poseedores al margen de cualquier normativa, impuesto o supervisión. Las Bitcoins son un código electrónico que puede ser convertido a cualquier otra divisa en las plataformas autorizadas. Se pueden utilizar para operaciones completamente legales (como la compra de un libro en Estados Unidos) o bien para sacar dinero de Chipre sin que un corralito las atrape. Es entre estos dos corrientes donde la moneda intenta buscar su sitio.

‘Bitcoin, en esencia, es sólo la evolución de un sistema de pagos’, asegura a Bloomberg Sebastián Galy, estratega de divisas de Societé Generale. El experto del prestigioso banco francés no es el único que ve así las cosas. ‘Tiene un gran potencial y podría situarse como un serio competidor para los proveedores tradicionales de transacciones de divisas’, apuntaba a principios del mes pasado Bank of America Merril Lynch, convirtiéndose en el primer banco importante que considera que la divisa tiene la entidad suficiente como para dedicarle uno de sus informes de análisis.

Es una moneda de altísima volatilidad, y ese es precisamente uno de sus puntos débiles, según la firma Offit Capital. ‘Decir que una moneda es un depósito de valor implica que tenga un valor relativamente estable. Sin esa estabilidad, los costes del comercio superan a los que existen pagando con tarjeta de crédito. Y Bitcoin fracasa estrepitosamente en esta importante medida’, apuntan en esta empresa.

De hecho, el Banco de Finlandia ha dicho que Bitcoin no cumple la definición oficial del dinero; y el Servicio de Impuestos Internos de Estados Unidos se ha limitado a señalar que está estudiando el tema sin ofrecer ninguna indicación oficial. Pero Bitcoin sigue dando pequeños pasos de gigante. ¿El último? El anuncio la iniciativa del candidato al Senado de Texas, Steve Stockman, de aceptar donaciones en Bitcoin.

Fuente: finanzas.com

El futuro del bitcoin según Barry Silbert

Categoría 'Planificación financiera' en ahorroactivo.wordpress.comBarry Silbert es el fundador de Second Market y Bitcoin Trust. Second Market es un mercado en internet dedicado a la compraventa de activos no líquidos, como títulos no registrados de empresas públicas, al que se le suma ahora un grupo de inversores en bitcoines.

Barry es uno de los primeros que adoptaron el bitcoin hace unos años. Una de las cosas que la gente se dio cuenta muy rápidamente, es que es muy difícil invertir muchos dólares en el bitcoin, hay que transferir dinero a mercados de divisas extranjeras, y el mercado es muy volátil, así que se les ocurrió crear un vehículo que canalizara la inversión. Así se encargan de gestionar grandes cantidades de bitcoines, especialmente en lo que se refiere a la seguridad, con servicios auditados y dirigidos a inversores acreditados.

Los primeros grandes grupos de inversores son:

  • Los empresarios del sector tecnológico, que están muy interesados en la tecnología del bitcoin.
  • Las plataformas de inversión en grandes patrimonios, que están trasladando una parte de sus inversiones en oro al bitcoin.
  • Los profesionales de Wall Street, operadores y dueños de carteras, que invierten a título personal.

Este es el primer paso de la llegada del dinero de los fondos de cobertura al bitcoin. Desde hace mucho tiempo el oro es una fuente de almacenamiento de valor, y eso no va a cambiar nunca. Ahora bien, para las nuevas generaciones, el bitcoin puede ser como el oro dado que comparte las mismas características y atributos de otras fuentes de almacenamiento de valor. La red de transacciones con el bitcoin va a cambiar el modo en el que la gente mueve el dinero por el mundo.

En Estados Unidos se ha producido un cambio de discurso desde hace unos 12 meses atrás a esta parte. Hace unos meses se hablaba del bitcoin como la divisa de ‘la ruta de la seda’, una estafa Ponzzi que acabaría en una burbuja y siendo adoptada por muy pocos particulares. Poco después, 6 meses después, afirmaron desde el Departamento del Tesoro, que el bitcoin era legal, pero que para operar con él, y transmitir dinero había que registrarse. Hoy en día se están dando cuenta las autoridades estadounidenses que se van a crear empresas y puestos de trabajo, que se desarrollarán un gran número de innovaciones.

Los bancos encontrarán una forma de ganar dinero gracias al bitcoin. Los bancos muestran cierto grado de entusiasmo con el bitcoin, aunque también cierta preocupación por el tema de como respetar las normas.

La historia del bitcoin se podría dividir en 5 capítulos, y ahora nos encontramos en el tercero. Primero fueron los piratas informáticos que manipulaban la tecnología y no veían el bitcoin como una divisa. El segundo capítulo lo protagonizaron los primeros empresarios, que mostraron interés en el concepto del bitcoin, y el tercero es la entrada del capital riesgo que se fija en el futuro de la tecnología de codificación. Ahora mismo estamos en el tercer capítulo. El próximo tendrá lugar en el 2014 cuando Wall Street empiece a invertir en el bitcoin.