Bitcoin: El futuro de la internacionalización del patrimonio

Bitcoin: El futuro de la internacionalización del patrimonio

Bitcoin: El futuro de la internacionalización del patrimonio

Categoría 'Nuevas Tecnologías' en ahorroactivo.wordpress.comLos países del mundo están perplejos frente al bitcoin, y con razón.

El bitcoin no permite los impuestos y la regulación que las autoridades gubernamentales necesitan para poder mantener su dominio. Además, bitcoin se ofrece a la creatividad e innovación, dos cosas que ponen muy nerviosos a los gobiernos cuando provienen de la población.

Poco se ha dicho sobre la regulación de las divisas digitales. Lo que sí que se ha dicho es confuso desde un punto de vista práctico, y poroso desde la perspectiva legal. Sospecho que las regulaciones que han ido apareciendo irán siendo modificadas a medida que los estados se den cuenta de que sin bitcoin están en desventaja en frente a una de las innovaciones tecnológicas y económicas más importantes de la historia.

Esto es lo que está sucediendo en Reino Unido, al menos.

La Hacienda británica ha comunicado a los vendedores de bitcoins que está buscando alternativas al Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA) en las ventas de bitcoin. El IVA en el bitcoin significa que cada vendedor tiene que pagar 148 euros cada vez que venda un bitcoin. Eso es absurdo, y además pone en desventaja a cualquier vendedor de bitcoins británico en comparación con los demás vendedores de bitcoin del mundo.

En Reino Unido, el gobierno ha considerado el bitcoin como cupón (mercancía) y no como divisa, así que se le aplica el IVA.

El cambio de tono de la hacienda británica viene a partir de las quejas de los vendedores sobre que el IVA incapacita a sus negocios frente a la competencia extranjera. En muchos casos los vendedores no han decidido salirse del mercado de bitcoins, sino que han decidido cambiar de jurisdicción e instalarse en una más favorable. Sea lo que sea lo que decida la Hacienda británica, lo mejor que pueden hacer los vendedores de bitcoins es internacionalizar sus patrimonios y beneficiarse de menores impuestos y burocracias menos invasivas.

Las Haciendas de todo el mundo están pensando cómo sacar su tajada bajo el pretexto de que es para ‘el bien común’ de la economía del bitcoin, mientras intentan disminuir el riesgo de la evasión fiscal. De todas formas, es mucho más fácil de decir que de hacer.

La Hacienda estadounidense fue criticada este mes por un organismo de control interno que declaró que ‘la falta de respuestas claras a preguntas básicas’ sobre divisas digitales inducía a la evasión fiscal.

Las guías fiscales de Singapur hablan de gravámenes al comercio de bitcoin.

En Reino Unido, el fisco está mirando de reclasificar el bitcoin como dinero privado, lo que ya ha pasado en Alemania. Eso reduciría el IVA en las transacciones a sólo la comisión cargada por las casas de cambio de bitcoin.

Muchos británicos esperaban que Hacienda se fijara en Finlandia, por ejemplo.

En Finlandia, se legisló que el bitcoin no se ceñía a la definición de divisa ni de forma de pago electrónica. En cambio, el software responsable de hacer que bitcoin funcione es una materia prima, como el oro.

Alrededor del mundo los legisladores mantienen distintas maneras de clasificar bitcoin. Pero todos están de acuerdo cuando se trata de legislar y gravar bitcoin.

El Banco Central de China prohibió a los bancos operar con bitcoins, mientras la Hacienda de los Estados Unidos de momento sólo ha dicho que está trabajando en el tema del bitcoin y que lleva desde 2007 ‘monitorizando’ divisas digitales.

Bitcoin: ¿Tan bueno como el oro?

Estamos viendo que el bitcoin soluciona la mayoría de los problemas con los que se encuentran quienes intentan exportar/importar oro y plata.

En los últimos diez años, y especialmente durante los últimos cinco, el oro ha atraído la atención de los medios de comunicación y de los inversores como refugio definitivo.

Durante el último año otra opción ha ganado protagonismo: el bitcoin, ha sido objeto de estudio en diversos editoriales de los diarios financieros más importantes del mundo, así como en investigaciones académicas de universidades de renombre.

Sencillamente, bitcoin es un avance tecnológico. Es moderno, cómodo, y reúne las características necesarias para que sea considerado dinero.

Una de las mayores ventajas del bitcoin como opción para internacionalizar el patrimonio es que existe sólo como archivo de ordenador. Esto lo convierte en absolutamente duradero y fácil de llevar (o recuperar) a cualquier lugar del mundo.

En otras palabras, usted no tiene que enterrar sus bitcoins en su jardín para entonces desenterrarlos cuando los necesite, como pasa con el oro y la plata. Los bitcoins son mucho más discretos y cómodos que los metales preciosos. Además, nadie quiere tener que tomar centenares de vuelos para poder sacar el oro del país. ¿Mandar los metales preciosos por correo?. Querrá asegurar el oro, para empezar. Y sin duda, usted tendrá que confiar a un tercero su fortuna (UPS, FedEx, Seur, Dhl, si es que permiten enviar metales preciosos al lugar que usted quiera mandarlos).

El hecho de que el bitcoin no sea algo tangible le confiere propiedades especiales; propiedades de las que ni el oro ni la plata disponen. No se necesita de un intermediario para transportar los bitcoins por el mundo. El que sea intangible permite que sea usado en nuestra economía digital moderna de muchas más formas que el oro y la plata.

El oro y la plata son dinero, pero el bitcoin es, sencillamente, dinero extraordinario. Incluso Milton Friedman previó el día en que el bitcoin reduciría el papel de los gobiernos. Como Friedman dice: la cosa que nos falta, pero que pronto será creada, es una moneda electrónica fiable. Un método a través del cual uno pueda transferir dinero por internet…

Al fin y al cabo, parece ser que el bitcoin ha llegado con retraso. Internet es una de las tecnologías más rompedoras de todos los tiempos, incluso más que la imprenta de Gutenberg. No sólo permite que la gente lea libros, como permitió la imprenta de Gutenberg, sino que permite que la gente escriba libros y que sus pensamientos sean escuchados.

¿Qué hace del bitcoin algo tan poderoso?. Pues que el bitcoin hace de internet todavía más fácil de usar. Y no sólo eso, también revoluciona una práctica que lleva haciéndose miles de años: revoluciona el comercio. Esa es la razón por la cual bitcoin (y otras cripto-divisas), como tecnología, es el futuro de la internalización de bienes.

Fuente: dollarvigilante.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s