Fidelity: Argumentos de inversión para principios del siglo XXI

Fidelity: Argumentos de inversión para principios del siglo XXI

Fidelity: Argumentos de inversión para principios del siglo XXI

Categoría 'Análisis Fundamental' en ahorroactivo.wordpress.comFidelity publicó un informe sobre cuáles son los mejores sectores de inversión para los próximos años. El mundo ha cambiado profundamente en los últimos 30 años y Fidelity ha identificado algunas tendencias a largo plazo que probablemente tengan repercusiones importantes durante las próximas décadas.

Los puntos de inflexión en los mercados se asocian a menudo con la aparición de un nuevo gran catalizador o la aceptación generalizada de uno ya conocido. El tiempo empleado en entender las argumentaciones sobre las que se sustentan las lógicas de inversión actuales y futuras está bien invertido.

Fidelity apuesta para el futuro en las siguientes temáticas o catalizadores:

Sanidad

El sector sanitario es vasto y variado y ofrece múltiples oportunidades en todo el espectro de capitalizaciones.

Sus perspectivas están apoyadas por algunos motores atractivos a largo plazo, entre ellos:

  • El envejecimiento poblacional y el aumento de la esperanza de vida.
  • El aumento de las enfermedades crónicas.
  • El incremento de la demanda emergente.
  • Los avances en los mapas genéticos y la medicina personalizada.
  • La necesidad de fármacos asequibles está estimulando la demanda de genéricos.

El sector sanitario está en constante evolución y consolidación, lo que amplía el campo para encontrar nuevas ideas de inversión.

La demanda de los consumidores emergentes, la austeridad económica y los cambios normativos, como el ‘Obamacare’ en EE.UU., están dando lugar a nuevas oportunidades.

Bases de datos

Big data es el término inglés que designa los conjuntos de datos de gran tamaño y generalmente desestructurados que resultan difíciles de manejar usando las aplicaciones de bases de datos convencionales.

El 80% de los datos que se generan en el mundo están desestructurados. Los datos desestructurados crecen 15 veces más rápido que los estructurados.

Esto plantea un enorme problema técnico a las empresas que intentan analizar sus datos propios.

Algunos ejemplos de big data son los siguientes: las consultas y resultados de los motores de búsqueda, los datos de las redes sociales (como los tuits), los datos meteorológicos, los datos astronómicos, la vigilancia militar, los datos económicos y bursátiles, los historiales médicos, los experimentos físicos (Gran Colisionador de Hadrones), los archivos fotográficos, la radio y la televisión, los vídeos (CCTV y YouTube) y los datos sobre transacciones.

Si estos ingentes volúmenes de datos pueden capturarse y analizarse eficazmente, podrían mejorar la productividad y la competitividad de las empresas en una amplia gama de sectores.

También encierran un gran potencial de creación de valor en el sector público y el privado. Las empresas tecnológicas especializadas en sistemas de información están construyendo grandes centros de procesamiento de datos para intentar sacar partido a este mercado.

Las empresas de distribución y los fabricantes están usando soluciones para grandes conjuntos de datos con el fin de mejorar la gestión de la cadena de suministro.

Estos datos pueden ayudar a los equipos directivos de las empresas a tomar decisiones mejor informadas y a optimizar el gobierno corporativo creando sistemas de gestión de los riesgos más eficaces.

La rentabilidad potencial es elevada para las empresas que suministran soluciones para grandes conjuntos de datos, entre las que se encuentran los gigantes informáticos actuales así como empresas de reciente creación y actores más pequeños. El análisis fundamental es esencial para determinar quiénes serán los grandes beneficiados.

Hidrocarburos de esquisto

EE.UU. está siendo testigo del auge de su sector energético gracias a la explotación comercial de las reservas de petróleo y gas de esquisto del país.

Gracias al esquisto, EE.UU. ya no depende de las importaciones de gas; se prevé también un descenso futuro de las importaciones de crudo.

Algunos analistas vaticinan que EE.UU. podría alcanzar la independencia energética dentro de una década y convertirse en un gran exportador de energía.

El desarrollo de los yacimientos en formaciones de esquisto también favorece a la economía estadounidense impulsando la competitividad empresarial y apoyando el consumo privado y la inversión en inmovilizado.

El desarrollo de las reservas de gas de esquisto de EE.UU. está más avanzado que el del petróleo de esquisto.

Otros países también tienen reservas de hidrocarburos en esquisto, pero EE.UU. cuenta con una ventaja considerable en este sector.

Los dos tipos de empresas que podrían beneficiarse más directamente de la energía del esquisto son:

  1. Las que están de algún modo relacionadas con el proceso de extracción o distribución de los hidrocarburos en el esquisto.
  2. Las que consiguen ventajas competitivas gracias al abaratamiento de la energía.

Demografía

La demografía es un factor decisivo para la estructura de la economía mundial.

Entender los cambios que se están produciendo puede ser beneficioso tanto para las empresas como para los inversores.

El crecimiento de la población mundial está elevando inevitablemente la demanda de recursos finitos, lo que crea ganadores entre las empresas que extraen y venden estos recursos.

Impulsado por mercados emergentes como China y la India, el número de personas pertenecientes a la clase media está creciendo rápidamente en todo el mundo y este hecho brinda oportunidades a las empresas que puedan aprovechar esta demanda.

Los hábitos y actitudes de consumo de las personas están cambiando, moldeados por el uso de Internet, y se pueden obtener ganancias con las empresas capaces de responder ante estos cambios.

El número de personas mayores está creciendo en todo el mundo y existen oportunidades en las empresas que pueden satisfacer las necesidades de este segmento.

Debido a que los cambios demográficos son a largo plazo por naturaleza, la capacidad de los inversores para integrarlos adecuadamente en sus inversiones no está tan desarrollada como en el caso de los factores a corto plazo.

Países emergentes

La balanza del poder económico mundial sigue inclinándose hacia los mercados emergentes.

El consumo emergente será una tendencia definitoria de las dos próximas décadas.

En cuanto al incremento de las aportaciones al crecimiento, la atención gravitará desde casos conocidos como China hacia otros mercados emergentes capaces de crecer con fuerza desde unos niveles bajos.

Los grandes lastres de deuda de las economías desarrolladas están limitando su potencial económico y eso está acelerando el cambio a un mundo a dos velocidades en lo que respecta al crecimiento económico.

La posición del dólar estadounidense como moneda de reserva dominante en el mundo se verá cada vez más amenazada.

La hegemonía de EE.UU. se está debilitando, pero los inversores no deberían descartar las inversiones en mercados desarrollados, donde muchas empresas atesoran ventajas en sectores de alto valor añadido.

La opción más sensata sigue siendo tener una estrategia de inversión en renta variable diversificada: una que dé más peso a los mercados emergentes para reflejar su potencial de crecimiento, pero también que mantenga su exposición al innovador sector empresarial de los mercados desarrollados.

La demanda de artículos de lujo también está aumentando en los mercados emergentes a medida que los ricos intentan emular a los consumidores occidentales y sus estilos de vida basados en las marcas.

Agua

El agua dulce es un recurso frágil, desigualmente repartido y cada vez más contaminado que resulta difícil de transportar y fácil de malgastar.

La demanda de agua se está intensificando a medida que la población mundial crece, especialmente en los países emergentes, produce más y aumenta su riqueza.

Las economías desarrolladas consumen mucha agua a través de la demanda agrícola y las dietas ricas en proteínas, así como el consumo de la industria pesada y los hogares.

Las ineficiencias son elevadas tanto en el mundo desarrollado como emergente.

La desalación y el reciclaje de aguas son áreas en las que se prevén importantes progresos.

Los derechos de propiedad del agua, la infraestructura y la tecnología ofrecen un atractivo potencial desde el punto de vista de la inversión.

El agua generará un creciente número de oportunidades de inversión en el futuro. De hecho, podría convertirse en uno de los grandes argumentos de inversión en el siglo XXI.

Alimentación

Las recientes alzas en los precios de los alimentos como el trigo, la cebada y el café, pueden atribuirse en su mayor parte a las malas cosechas causadas por las condiciones climáticas adversas.

Aparte de la sensibilidad de los sistemas agrícolas a las catástrofes, existen varios factores estructurales que afectan a la oferta y a la demanda y que ponen presión sobre las perspectivas de los precios.

Las espirales alcistas de los alimentos han desencadenado el pánico en los últimos años y ello ha convertido a la economía de los alimentos en un problema serio en muchos países.

La necesidad de producir más alimentos, especialmente carne, tendrá un efecto multiplicado sobre la producción de cereales.

Tras años de inversión insuficiente en los cultivos y de descensos en la cantidad de tierra cultivable, deberíamos ver un interés renovado por aumentar los rendimientos a través de fertilizantes.

Una serie de empresas están bien posicionadas para beneficiarse de ello, pero la selección de valores es esencial para identificar los eslabones más rentables de la cadena alimentaria en los que existe poder de fijación de precios.

África

La percepción negativa que se tiene de África no se corresponde con la realidad, lo que da lugar a oportunidades potenciales para los inversores.

Se subestima el ingente potencial del consumo en África.

Las cada vez mayores necesidades de recursos naturales de China para su continua expansión económica serán un motor clave del crecimiento del comercio, la inversión y la economía de África.

Los elevados precios de las materias primas han beneficiado a los países ricos en recursos naturales.

África ha dado muestras de cierta resistencia durante la reciente crisis financiera y económica mundial; la mejora de los fundamentales macroeconómicos ha sido una de las grandes razones de esta evolución.

El riesgo político varía, pero en general es alto en la región.

La correlación baja es un argumento que tiene más sentido para África que para países emergentes más desarrollados.

Habida cuenta del entorno de alto riesgo y las importantes barreras de entrada, un análisis de calidad y un conocimiento profundo de los mercados de inversión africanos pueden crear una ventaja competitiva.

Otros catalizadores también pueden ser: El incremento de las clases medias, la fabricación avanzada, y el comercio electrónico.

Podéis obtener mayor información en el siguiente enlace: www.fondosfidelity.es

Anuncios

2 comentarios en “Fidelity: Argumentos de inversión para principios del siglo XXI

  1. Amundi registra en España un fondo temático para aprovechar las tendencias demográficas.

    La demografía es y será una de las grandes tendencias de inversión de los próximos 30 ó 40 años. Dentro de esta mega tendencia se pueden englobar temáticas como el del envejecimiento de la población tanto en los países desarrollados como los emergentes, y para beneficiarse de los cambios en la pirámide de población Amundi ha registrado en el mercado español su fondo CPR Silver Age.

    El fondo busca batir a los parqués europeos en el largo plazo mediante la inversión en compañías que capitalicen dicho fenómeno de envejecimiento de población, que desde la gestora denominan ‘senior boom’. Así, dentro de las principales posiciones en su cartera se pueden encontrar farmacéuticas como Sanofi, Roche o GlaxoSmithKline, el fabricante de productos de belleza L’Oreal y bancos y aseguradoras como UBS, AXA o ING.

    ‘Se espera que este fenómeno se acelere después de 2015. Inicialmente el ‘senior boom’ afectará antes al grupo con edades comprendidas entre los 65 y 80 años y en menor medida a los mayores de 80 años’ explican los expertos de CPR Asset Management, filial de Amundi, que distingue dos sectores claramente posicionados dentro de esta tendencia. En primer lugar, los pensionistas actuales y los que están a punto de jubilarse, ‘antiguos baby-boomers con un poder adquisitivo relativamente alto’ y con un ‘elevado potencial de consumo’ gracias a que ‘tienen más tiempo libre, más actividades deportivas, quieren estar en forma y sanos tanto tiempo como sea posible y rechazan ser una carga para sus familiares más cercanos y amigos’. En segundo lugar están los de mayor edad, un sector que desde CPR retratan con ‘mayor dependencia y consumo muy elevado de productos sanitarios’.

    Fuente: Funds People

  2. Mike Kagan, gestor del Legg Mason ClearBridge US Appreciation Fund: ‘El gas de esquisto es una historia fascinante, pero sobrecalentada’

    No todo el monte es orégano y existen historias que, pese a los indudables beneficios que pueda aportar a la economía y a la importante atención mediática que reciben, podrían no ser interesantes de cara a la inversión. “El gas de esquisto, por ejemplo, es una historia fascinante, pero sobrecalentada”, afirma. En este sentido, Kagan considera que, en estos momentos, no es el tipo de negocio que le resulta más interesante. “El dinero no retorna al inversor, sino que debe ser reinvertido, ya que es una industria que tiene que realizar fuertes inversiones en materia de infraestructuras y en la búsqueda de nuevos yacimientos”, explica.

    Fuente: http://www.fundspeople.com/noticias/el-gas-de-esquisto-es-una-historia-fascinante-pero-sobrecalentada-112423

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s